31 de julio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Caldas / 2013

11 de enero de 2013

uriel ortiz¿Qué será de nuestro departamento en el 2013? Cuando esperamos,  se produzca ojalá lo más pronto posible el fallo definitivo que confirma o revoca la estadía del gobernador Guido Echeverri en el cargo. Lo que menos podemos aceptar los Caldenses, es que se continúe con una interinidad que no garantiza en nada la eficiencia administrativa y el desarrollo de los planes y programas de gobierno propuestos por el actual Mandatario.

El Gobernador Guido Echeverri, durante su año de gestión, tiene mayoría de aceptación favorable por parte de diferentes sectores de opinión, pero, lamentablemente va a ser muy difícil que la Honorable Corte Constitucional, haga caso omiso a la falta que cometió, al ocultar y engañar a sus electores sobre la inhabilidad que pesaba en su contra al momento de hacerse elegir. Muy seguramente, que además de revocarle definitivamente la elección, quedará inhabilitado por determinado tiempo para ejercer cargos públicos.

Los Caldenses debemos estar preparados para asumir el fallo, con mucha honestidad y vehemencia, debemos ser conscientes que el departamento de Caldas, requiere para solucionar tantos problemas, además de  un Gobernador Honesto, un gerente, que sepa encausar los recursos naturales y humanos por un debido proceso de desarrollo. No podemos seguir jugando a la politiquería, antesala de la deshonestidad y la corrupción, puesto que ya llevamos varias décadas de atraso en relación con los departamentos de Risaralda y Quindío, nuestros hijos  separatistas.

Pero lo más triste, es haber asistido a un foro sobre corrupción, y resulta que Caldas, está en letra de molde, como el departamento modelo incapaz de hacerle frente a este flagelo, que ya lleva varias generaciones formadas en los laberintos de la Administración Pública,  que ven en ella, el camino más fácil para enriquecerse ilícitamente en el menor tiempo posible. Las jaurías políticas de Caldas, están esperando el fallo de la Honorable Corte Constitucional, para ponerse a guerrear por la Gobernación. Muy seguramente que se constituirá la rosca de siempre para continuar con los robos y saqueos al erario público y sus municipios.

Qué bueno fuera, si después del fallo, que muy posiblemente le será adverso al Gobernador Guido Echeverri, se conformara un frente unido por Caldas, con el fin de ubicar un candidato serio y eficiente, con criterio de manejo empresarial en la Administración Pública, – así lo tengamos que importar de otra parte-, pero, que garantice honestidad, eficiencia y transparencia administrativa.

En Caldas hay mucho por hacer, especialmente en materia de Comercio Internacional. Todos los Tratados TLC, que Colombia ha firmado con diferentes países del Hemisferio, favorecen nuestro a Departamento. Lamentablemente hasta el momento a ningún Gobernador se le ha ocurrido levantar el potencial exportador de Caldas y sus Municipios, con el fin de estructurar el brochurt de oferta y demanda de productos en todas las áreas de la producción y hacer un lanzamiento conjunto con sus similares: Risaralda y Quindío.

Si hacemos una evaluación del potencial exportador de Caldas, con énfasis en el Paisaje Cultural Cafetero, nos podemos dar cuenta de las magnificas oportunidades que tenemos para abrir mercado a productos: agroindustriales, confecciones, y muy especialmente del agroturismo, que como modelo de desarrollo promete ser una verdadera fuente de progreso.
No olvidemos que para hacer frente a la enorme crisis cafetera que prácticamente ya tocó fondo, la solución está en manos de los mimos caficultores. Existen bondadosas líneas de crédito para emprender programas agroindustriales y agroturísticos, que prometen ser la redención de muchos productores que hoy se encuentran en un callejón sin salida, parodiando como siempre la desgracia de ser caficultores.

Causa verdadera preocupación ver la nómina de los dirigentes de nuestro departamento, pero, lamentablemente, en su mayoría reseñados por los Organismos de Control y la Fiscalía. Son varios los funcionarios, parlamentarios, diputados, concejales y alcaldes, que se encuentran en el ojo del huracán, ad portas de perder sus cargos por diferentes delitos. Sin embargo se dice que en Caldas, no pasa nada, ¡qué horror! Que no asumamos con honestidad esta triste realidad.

Esperamos que a los Caldenses honestos, que les duela, el Departamento y sus Municipio, no se queden manicruzados, viendo correr las aguas turbulentas que continúan arrasando con lo poco que nos queda: La bella imagen y el orgullo de ser Caldenses.