24 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Broche de Oro a la Feria Número 58 de Manizales

13 de enero de 2013
13 de enero de 2013

juli
«El July» triunfador de la Feria Taurina de Manizales

Pepe Manrique ejecutó una faena de calidad, llevando la muleta a media altura, conservando las pocas fuerzas que tenía el toro y consiguiendo la ejecución de tandas en redondo, que emocionaron a los asistentes. Una estocada delantera y contraria, le dificultó matar al toro; no hubo suerte con el descabello. Palmas tras dos avisos

En el segundo del lote de Manrique, se vivió un emotivo tercio de banderillas, que ejecutó en solitario y al son del pasodoble Feria de Manizales, Rodrigo Arias “Monaguillo”; quien toreó su última corrida en la plaza de su tierra natal (será en Medellín donde se despida definitivamente de la afición colombiana).

Manrique tuvo un toro que fue de más a menos, el toro inició con movilidad, motor y calidad; pero poco a poco se fue apagando y tardeando. Así mismo la faena fue disminuyendo la emoción, y olvidando el temple del inicio, la labor de Pepe fue valiosa y meritoria.  Mató con buena estocada, tras un primer pinchazo; y petición de oreja, acompañada de un saludo desde el tercio.

Faena ortodoxa y perfecta la del español Julián López “El Juli”, con cadencia, suavidad, profundidad, continuidad y limpieza absoluta. Bajó muy bien la mano y  consintió a un toro que le faltaba chispa… la alegría la puso El Juli con cada tanda por la dos manos. Pero ese hermoso cuadro no fue bien firmado, más bien defectuosa la espada, la cual se le fue muy trasera. Oreja.

Grande es el maestro El Juli, un monstro del toreo… Qué espectáculo con el capote, variadísimo en Manizales, hubo lopecinas, tafayeras, verónicas, medias verónicas y verónicas invertidas. Es el número uno del mundo y hoy vino con ganas de demostrarlo, una faena literalmente de cátedra y majestuosidad.

Los tiempos, las distancias y el temple fue perfecto, a la vez que estuvo acompañado de un toro atento, encastado, con poco picante, pero con toreabilidad para permitir el lucimiento del Maestro López; que hizo sonar el Feria de Manizales por la banda de la plaza. Pidieron el indulto con fuerza en los tendidos y el presidente se lo concedió a Contratista N° 232 de 480 Kilos, de la ganadería de Ernesto Gutiérrez. Dos oreja simbólicas.

Sebastián Castella estuvo serio y aplomado como los grandes toreros del mundo, el mejor torero que ha tenido Francia, no tuvo un ejemplar colaborador en  sus manos, era atento pero sin clase; sin embargo Castella le ejecutó varias tandas en redondo que se quedaron en las retinas de los manizaleños. En un engaño del de Gutiérrez, resultó cogido el matador de Beziers, un fuerte golpe que le quitó el aire; pero como es costumbre este torero es de hierro y terminó su faena con grandes pases y una estocada en todo lo alto. Oreja

En el sexto de la tarde, Castella ejecutó una faena larga, templada, limpia y estructurada a un toro parado, soso y con poco picante en su embestir; fue noble pero realmente fue el matador francés quien hizo todo lo suficiente para hacer disfrutar a la afición. Oreja tras gran estocada.

 

UNAS DE CAL Y OTRAS DE ARENA EN EL FESTIVAL Y LA ÚLTIMA CORRIDA DE LA FERIA

La Mejor de los Toros

Después de haber salido desencantado el público del festival nocturno en la Monumental de Manizales con un encierro bien presentado pero deslucido por sus manifestaciones de  mansedumbre de “Las Ventas del Espíritu Santo” en el que se cortaron las únicas orejas por parte de Pablo Hermoso de Mendoza en el último del festejo, finalizó con la corrida de éste sábado la 58 edición de la feria con el triunfo de los toreros “El Juli” y Sebastián Castella que cortaron las orejas y Pepe Manrique que se fue de vacío.

Con plaza llena se lidiaron ejemplares de los herederos de Ernesto Gutiérrez Arango, justos de presentación, nobles, con bondad e inofensivos de cara. Pesaron 450 – 468 – 454 – 446 -480 y 504 kilos. Destacó el lidiado en 5º lugar que fue indultado de nombre “Contratista” marcado con el número 232.

Pepe Manrique: Silencio tras dos avisos y ovación

“El Juli”: Oreja y dos orejas simbólicas por indulto

Sebastián Castella: Oreja y oreja.

Reseñar o hacer un desglose pormenorizado de la corrida no tiene objeto, si se tiene en cuenta la gran facilidad de los ejemplares que se jugaron en el albero manizalita. Detalles sí. “El Juli” jugó con sus ejemplares y más con el indultado al que se paso alrededor de su cintura en veces innumerables sin moverse del mismo sitio. La disposición, el conocimiento y el poderío del de San Antonio de Velilla, causaron que la plaza se convirtiera en un verdadero manicomio.

Sebastián Castella, el coraje, la decisión y el valor después de una paliza fuerte que le propino su primero y la porfía, insistencia y determinación para poder arrancar la oreja del aparente complicado de la tarde que se fue apagando lentamente.

Los dos del colombiano Pepe Manrique de una nobleza exagerada, faltándoles chispa y transmisión, siguiendo el engaño como si estuvieran pegados con imán a la muleta del torero. Pudo haber cortado la oreja de cada uno. En el primero estuvo pesado con los aceros y en el segundo la gente se preocupó mas por la presencia del cantante Carlos Vives que de la labor realizada por Manrique, enfriándose rápidamente la solicitud del apéndice.

Se despidió del ruedo de Manizales en medio de ovaciones y después de dos soberbios pares de banderillas en el cuarto, el subalterno Rodrigo Arias “El Monaguillo”, quien está ya pensando en cortarse la coleta.