27 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

2013 un año de estabilidad económica con volatilidad política

10 de enero de 2013
10 de enero de 2013

El entorno ratifica la recomendación para inversionistas de mantener portafolios diversificados, con perfiles de riesgo ajustados al apetito y al horizonte de inversión de cada individuo.

Colombia vivirá un año preelectoral

El crecimiento de la economía colombiana podría resultar más alto que el promedio de 4,5% esperado por los analistas, debido a que, en un año previo a elecciones, es altamente probable que las inversiones del Gobierno superen lo esperado, con especial relevancia del plan de viviendas y los proyectos de obras públicas programados por un total de $40 billones.

A ello se suma el mayor presupuesto de inversión de Ecopetrol, cercano a $10 mil millones de dólares en 2013; los $14 mil millones de dólares que se espera ingresen este año por Inversión Extranjera Directa, así como el efecto gradual de impulso a la economía por las rebajas en tasas de interés que realizó el Banco de la República en 2012.

No obstante, posibles noticias negativas provenientes de un entorno político más agitado, en medio de un ambiente preelectoral y con las negociaciones de paz ganando protagonismo, podrían tener un impacto a la baja en las expectativas de crecimiento económico, y generarían un menor apetito por inversiones riesgosas.

El entorno político latinoamericano también puede generar cambios –positivos o negativos– en el apetito por riesgo de los colombianos. Para Latinoamérica se esperan crecimientos muy similares a los esperados para Colombia (4% en promedio), mas es importante estar atentos ante cambios que generen sorpresas, como los que podrían provenir de la evolución de la salud del presidente Chávez en Venezuela, de la evolución de las políticas cada vez más controvertidas de la presidenta Rousseff en Brasil, y de las medidas que tome el nuevo Presidente de México.

La tendencia bajista en las tasas de interés locales se espera que se mantenga al comienzo de 2013 gracias a los efectos de la reforma tributaria, el apetito por riesgo de inversionistas internacionales, la disminución de la inflación y las mejoras en las finanzas públicas, lo que estará favoreciendo a las inversiones en acciones y en bonos de largo plazo. Para la segunda mitad del año, la mejor actividad económica y un incremento en la inflación ocasionarían que aumente la probabilidad de subidas en la tasa de interés de corto plazo.

El papel del Banco de la República seguirá siendo clave. Un primer evento importante será la elección de dos nuevos integrantes de su Junta Directiva, de quienes se espera que mantengan la independencia y ortodoxia que ha caracterizado a esta institución, y que ha sido un factor clave para que se tengan tasas de inversión superiores al 20% del PIB en los últimos años. Dados los altos flujos de petrodólares que han entrado y probablemente seguirán entrando en 2013, la intervención cambiaria del Banco de la República será clave para que la TRM no descienda por debajo de $1.750.

Disminución en rentabilidad de inversiones en Renta Fija Local

El desempeño de la renta fija en 2013 no debería ser tan positivo como en 2012, cuando las tasas de interés de los Bonos del Gobierno-TES con vencimiento en 2024 descendieron de 7,6% a 5,7% (190 puntos básicos), con lo que el fondo Renta TES tuvo un rendimiento superior a 12% EA en el año. Para 2013 se esperan rendimientos levemente por debajo de 6%, probablemente concentrados en los primeros meses del año.

Además de los efectos de la reforma tributaria, las buenas finanzas del Gobierno y las aún bajas expectativas de crecimiento económico en Colombia -que permitirían que en el primer semestre se den nuevas bajas en las tasas de interés de los bonos de largo plazo- existe una alta probabilidad de una mejora en la calificación crediticia internacional del país. Sin embargo, en el segundo semestre las tasas de interés de los bonos de 2024 deberían frenar la tendencia bajista debido a una posible incertidumbre política en el país, mayores tasas de interés de los Bonos del Tesoro Americano originadas en una recuperación de la economía estadounidense, y un crecimiento económico en Colombia más acelerado como consecuencia de la mayor inversión pública.

Buen desempeño de las inversiones en acciones colombianas

Las principales empresas listadas en la bolsa colombiana han mantenido su buen desempeño. El crecimiento de sus utilidades, sumado a las menores tasas de interés, generó que el índice de la bolsa (COLCAP) presentara un excelente desempeño en 2012 al subir un 16,6%.

El compartimiento del Mercado Colombiano del Fondo Valores Bancolombia Acciones aprovechó este buen entorno, y logró cerrar el año con un alza de 20,2%, más de 300 puntos básicos por encima de su indicador de referencia (COLCAP). Las bajas tasas de interés mundiales y la búsqueda de exposición a economías emergentes en crecimiento como la colombiana mantendrían el apetito de los inversionistas extranjeros y fondos de pensiones por acciones colombianas.

Hoy en día la bolsa parece estar cerca de su valor justo. Por tanto, hacia adelante se diferenciarán cada vez más en rentabilidad las compañías que tengan mejores crecimientos en ingresos y en utilidades. Lo que suceda con el precio del petróleo y con los hallazgos de crudo en el país será también determinante para el desempeño de las empresas del sector de hidrocarburos. Además, teniendo en cuenta el plan de inversión de infraestructura del gobierno para los próximos cuatro años, se buscará tener mayor exposición a empresas de sectores relacionados con la construcción.

Finalmente, los portafolios seguirán también invirtiendo con un horizonte de mediano plazo en acciones de empresas que se benefician del crecimiento en el consumo interno. Se destacan las del sector financiero, alimentos y comercio, que estarán impulsadas por las favorables condiciones demográficas del país, por la generación de más de un millón de empleos que se espera traigan las inversiones en infraestructura y por la mayor formalización laboral que deberán traer los cambios que introdujo la reforma tributaria.

Menor pesimismo en el entorno internacional

Se mantiene la expectativa de una recuperación tímida de las economías desarrolladas y una mejora en el desempeño de los países emergentes. Se empiezan a ver mejoras en la economía de Estados Unidos, que contribuyen a aminorar los efectos de los problemas europeos. 2013 es un buen año para apostar a las acciones europeas, pues muchas de sus empresas derivan la mayor parte de sus ingresos por ventas en otros mercados en crecimiento. En Asia hay creciente optimismo por los nuevos gobiernos en China y Japón, que promoverían nuevos estímulos a sus economías.

En productos básicos se mantiene el optimismo en los bienes no agrícolas, entre los que se destaca el oro, pues se espera que se mantengan el dólar débil y la política monetaria expansionista mundial. En 2013 se buscará mantener la exposición de los portafolios administrados en títulos de Renta Fija de países emergentes o de empresas mundiales de alto rendimiento.

En renta variable de países desarrollados se buscarán sectores más sensibles al ciclo económico, tales como el de tecnología, el financiero y el industrial. También se preferirán inversiones en acciones de países emergentes, donde se espere una aceleración en su crecimiento económico, entre los que se destacan China, India y México.

*Informe de la Dirección de Investigaciones Económicas y Estrategias del Grupo Bancolombia