31 de julio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Se busca un diputado y concejal que salven el deporte caldense

14 de diciembre de 2012
14 de diciembre de 2012

 

No alcanzo a calcular cuántos votos obtendrían por ello, y ¿será que se animan tanto el Gobernador como el Alcalde, unirse a este clamor? Es saludable por lo menos.

Todo porque al recorrer los escasos escenarios con los que contamos, son los mismos y más descuidados aún, que hace 20 años. Ha pasado el  tiempo y no se construyen nuevas posibilidades para la práctica de muchas disciplinas deportivas. Algunos “estadios urbanos” son focos de consumo de estupefacientes, casi todos los días de la semana. Lo de la cancha auxiliar lo convirtieron en un escenario para la clase alta de Manizales, es decir para los heliotropos dirigentes de dedo parado. No contamos con un censo, o estadística seria sobre la población estudiantil deportiva activa y en potencia de estar habilitada para alguna práctica. Cuántos años tiene nuestro Coliseo Cubierto. Está cubierto pero de tiempo, no de avance tecnológico y nuevos atractivos. Qué hay de la sonadísima y espectacular piscina olímpica del Bosque Popular el Prado. Sí es olímpica o está olímpicamente subutilizada. Con cuántos barrios nuevos contamos y ellos cuentan con nuevos escenarios. Porqué el atletismo, el ciclismo, el baloncesto, el voleibol y hasta el mismo fútbol, perdieron su horizonte y su razón de ser. Dónde están los verdaderos dirigentes deportivos que orientaban las también sonadas ligas de ayer. Porqué desaparecieron los patrocinadores de los deportes populares y de alto rendimiento. Y en los 26 municipios restantes la situación es igual de desigual y preocupante.

El Diputado, o el Concejal que tome esta bandera, deben inclinar sus gestiones a conquistar una REAL AUTONOMÍA ADMINISTRATIVA, en los entes que orientan nuestro deporte de tal manera que se garantice por ejemplo la idoneidad de los funcionarios jefes de sus dependencias, consecuencia de sus hojas de vida y trayectoria. Estímulos académicos y económicos para los más destacados deportistas, entrenadores y orientadores de las Ligas. Es decir que se asuma con ponderación la CUALIFICACIÓN de las personas que actúan en la vida misma del deporte. El deporte en la sociedad es la solución práctica, real, directa que necesitamos porque contribuye con creces a superar la violencia en sus distintas manifestaciones. Manos y todos a la obra.