12 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Resultados del TLC

3 de diciembre de 2012

La realidad, es que en general la mayoría de los sectores han decrecido. Según datos oficiales, a septiembre de este año, incluso las exportaciones tradicionales han decrecido frente al año pasado. En lo que lleva el año se han exportado US$11.5 mil millones en café, carbón, ferroníquel y petróleo y sus derivados. El año pasado completo se exportaron US$17.1 mil millones. Aunque este año aún no termina, es difícil creer que en el último trimestre que queda se logren exportar más de US$6 mil millones para alcanzar un superávit al menos en estos sectores.

Hay otros sectores que desde ya muestran crecimiento, pero son pocos. Objetos de arte o colección, papeles corrugados, papeles suaves, yeso, plástico y caucho, hierro y acero, fibras naturales y sintéticas, flores artificiales, entre otros.

De productos agroindustriales se han exportados US$1.1 mil millones frente a US$.1.5 mil millones del año pasado. Las exportaciones de manufacturas a septiembre de este año fueron US$ 486millones, el año pasado en total fueron US$700 millones. Las exportaciones del sector de prendas de vestir han sido de US$192 millones frente a US$301 millones del año anterior. Frente a servicios y entretenimiento, las exportaciones han sido US$1.7 mil millones frente US$2 mil millones en el 2011.

Las diferencias no son grandes y es posible que al final del año se logre alcanzar el equilibrio y tal vez superávit; sin embargo, hay subsectores que presentan decrecimientos de más de 70% como los de bebidas; cereales; tabaco; abonos; jabón, agentes de superficie orgánicos, preparaciones; maderas de las usada para envases y empaques; metal común; entre otros. En estos sectores difícilmente se lograra tener un superávit comercial.

Sectores como el ganadero y el avícola se han visto fuertemente amenazados por este y otros acuerdos comerciales. La competitividad de los productos nacionales es baja y los precios de los bienes importados son mucho más bajos desplazando del mercado nacional a quienes no logren lidiar con esos precios.

Es claro que las exportaciones han decrecido y que las importaciones han aumentado y también lo es que Estados Unidos ha disminuido sus importaciones del mundo y que en esta crisis lo que necesita es empezar a vender en lugar de importar. Seguir esperando que ese mercado siga creciendo en compras de productos colombianos no será fácil, por lo menos en el corto plazo.

José Darío Salazar
Senador de la República