18 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Política con pimienta

26 de diciembre de 2012
26 de diciembre de 2012

El dueño de “El Ubérrimo” pedía de ñapa que Santos continúe en picada, en las encuestas, para que no se presente a la reelección, en el 2014, y si lo hace, que pierda las presidenciales porque (ahora sí) “la reelección es nociva para la democracia colombiana”. Y que le alcance el pelo pal’moño en las elecciones presidenciales a su candidato Oscar Iván Zuluaga o en su defecto al general en uso de buenos ingresos Oscar Naranjo.

¿Qué le pidió el presidente Santos al Niño Dios que acaba de nacer entre humildes pajas, en una pesebrera belencita  sin mula, ni buey, por inesperada determinación de papa Benedicto, de quien se dice en el Vaticano que el único animal de cuatro patas que lo convence es el gato angora, que en vez de siete, tiene catorce vidas?

santosQue lo ponga de primero en todas las todas las encuestas. Que se torne inalcanzable para sus detractores en materia de favorabilidad. Que al fin funcionen como verdadero relojitos suizos sus locomotoras activadas el 7 de agosto de 2010. Que lo favorezcan todos los índices del DANE. Que no paren la generación de empleo, la seguridad democrática, la prosperidad económica y la confianza inversionista, banderas sociales que (en su sentir) no deben tener dueño, en otro vainazo a su antecesor. Que le permita quedarse otros cuatro años en la Casa de Nariño. Que las Naciones Unidas lo ayuden a salir de alguna manera del atolladero en el que lo metió el fallo de La Haya, Y que sea del completo agrado de su vicepresidente Angelino y de la clase trabajadora el decreto presidencial por medio del cual fijará el nuevo salario mínimo para que deje de ser el más mínimo de todos los mínimos.

Pidió de ñapa el nieto de Don Calibán que a Uribe le dé calladera siquiera por dos, cuatro o diez años y que en vez de vivir pegado al malhadado Twitter, se dedique a ejercer en forma debida la regocijante condición de abuelo a la que lo ha llevado, felizmente, su hijo Tomás, y que se consagre, asimismo, a desempeñar su papel de miembro más joven del Club de expresidentes del país, en vez de vivir armando camorra, como matoncito de barrio, sin jorobarle la vida al olimpo santista. Y que le permita disfrutar en vida de la predicción del dueño de Semana, Felipe López, según la cual, en la historia de Colombia le irá mejor, como ex presidente, a Santos que a Uribe.

sabas pretelPidieron fallos absolutorios al Niño Divino, entre otros personajes del sanedrín uribista, Sabas Pretelt (foto), tan devoto él que en todas sus declaraciones suele invocar “el por el amor de Dios”; Diego Palacio, quien lleva dos años bien largos apurando el amargo trago del desempleo; Andrés Felipe Arias, quien en su reclusorio de Usaquén ya acumula mil pruebas de su inocencia para tratar de convencer a la Corte Suprema de que no tuvo nada que ver con la danza de los millones que hubo a bordo de su Ministerio en el escandaloso chanchullo de Agro Ingreso Seguro. También pedirán absolución los ex secretarios palaciegos Bernardo Moreno y Alberto Velásquez, quienes juran por las vírgenes de sus natales Armenia y Salamina que nada tuvieron que ver con los comportamientos de Yidis Medina y Teodolindo Avendaño, quienes facilitaron que se salvara la reelección, en la comisión primera de la cámara por su “condición de demócratas” decididos a defender el futuro de su patria y no a cambio de prebendas burocráticas.

Y se unirán a estos ruegos para que se les permita regresar a su Colombia querida, sin riesgo de ir a parar a la cárcel, la ex directora del DAS, María del Pilar Hurtado, asilada en Panamá por palancazo uribista ante el gobierno del presidente Martinelli, y el fugitivo ex comisionado de paz, Luis Carlos Restrepo, a quien llaman en Calarcá y Circasia “El Cuyabro errante”.

Pedidos como arroz, pues, para un recién nacido que no está en condiciones de complacerlos a todos.