19 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Policía refuerza operativos para evitar riñas y accidentes de tránsito por causa del alcohol

24 de diciembre de 2012
24 de diciembre de 2012

El oficial destacó además, que la mezcla de alcohol y gasolina ha provocado 1.842 siniestros viales, que han cobrado la vida de 438 personas y dejado lesiones graves a 2.346 más.

El general Palomino señalo que en vista de que el número de muertos y heridos puede aumentar en las festividades de navidad y de fin de año, se ha dispuesto reforzar todos los controles en las principales ciudades del territorio nacional.

El general palomino advirtió que la ingesta de alcohol se ve incrementada en las celebraciones de navidad y fin de año, suscitando una serie de riesgos que pueden ser fatales para las personas que exceden su consumo. Los efectos de mencionado desafuero pueden ser accidentes domésticos, riñas, intoxicación y accidentes de tránsito.

Igualmente precisó que en el presente año, la intolerancia ha sido una de las permanentes preocupaciones de la Policía Nacional, teniendo en cuenta que el número de lesionados en riñas personales asciende a 40.125 ciudadanos, mientras las fatalidades dan cuenta de 5.335 casos en disputas.

A pesar que la cifra en homicidios representa un – 10 % comparado con el año anterior, no es posible soslayar que el consumo de licor haya sido el detonante del 54 % de los casos de lesiones personales y del 64 % de las muertes violentas en riñas, puntualizó.

De igual forma, subrayó que los accidentes de tránsito a causa de la embriaguez se constituyen en uno de los principales riesgos de la ingesta de alcohol. Este año se han presentado 1.842 siniestros que han cobrado la vida de 438 personas y dejado lesiones graves a 2.346 más.

Para nadie es un secreto que el consumo desmedido de alcohol afecta el sistema nervioso central, advirtió el general Palomino.

Añadió que de manera equivocada se cree que el alcohol incrementa la excitación, pero en realidad deprime muchos centros cerebrales.

La sensación de excitación se debe precisamente a que al deprimirse algunos centros cerebrales se reducen las tensiones y las inhibiciones y la persona experimenta sensaciones expandidas de sociabilidad o euforia, sin embargo, si la concentración de alcohol excede ciertos niveles en la sangre, se produce una interferencia en los procesos mentales superiores de modo que la percepción visual es distorsionada, así como la coordinación motora, el balance y el lenguaje, concluyó.