1 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Muere calcinado un sacerdote al incendiarse su apartamento en Bucaramanga

24 de diciembre de 2012
24 de diciembre de 2012

La conflagración ocurrió en la madrugada en el séptimo piso de un edificio ubicado en la calle 37 con carrera 27, barrio Antonia Santos de la capital de Santander.

Una mujer que habitaba el inmueble también resultó con graves quemaduras.

El padre Remolina Ballesteros, de 65 años de edad, logró ser rescatado y llevado al Hospital Universitario de Santander, donde murió poco después.

Según el reporte médico, el prelado registraba quemaduras en el 95% de su cuerpo y fueron vanos los esfuerzos para salvarle la vida.
En principio se afirma que el incendio fue provocado por un corto circuito que se produjo en unas luces de navidad.

El padre Helí Remolina Ballesteros era oriundo de Guane, Santander. Fue ordenado sacerdote en la arquidiócesis de San Gil y se desempeñó como párroco en los municipios de Palmar, San José de Suaita, Chima, Coromoro y Galán, en Santander.

Asimismo, desarrolló funciones de vicario en Onzaga, Landázuri, El Hato, Guapotá, Socorro, Palmas, Olival, Vado Real y en la iglesia de la Sagrada Familia en Bucaramanga.