28 de julio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La virginidad de María terminó con 30 años de tradición

11 de diciembre de 2012
11 de diciembre de 2012

Esta prohibición coarta la libertad de la palabra con el agravante de que se le exigió que no se despida y guarde silencio absoluto, como lo dio a conocer El Padre Llano a las directivas del diario El Tiempo.

Luego de 30 años con su tradicional columna ‘Un alto en el camino’ El Padre Alfonso Llano Escobar, se ha visto obligado a dejar a un lado su vocación apostólogica de escritor, luego de que el sacerdote Adolfo Nicolás, máxima autoridad de la compañía Jesús en el mundo, comunidad a la que el Padre Llano pertenece, le ha dado la orden de de no escribir mas coartando con ello de la libertad de la palabra y además exigiendo que no se despida y guarde silencio absoluto, como lo dio a conocer El Padre Llano a las directivas del diario El Tiempo.

Esta determinación tiene sus orígenes en la columna escrita por el sacerdote jesuita Alfonso Llano, el día 24 de noviembre, columna que tituló ‘La infancia de Jesús’ cuyo tema principal era la virginidad de María y en alguno de sus apartes decía “Tal supuesto se aducía para poner a salvo la virginidad corporal de María. El Papa cita varias veces en su trilogía la obra de este gran biblista, sin oponerse a su interpretación de la no virginidad corporal de María” refiriéndose al tercer volumen de la trilogía sobre Jesús de Nazaret escrita por el teólogo Joseph Ratzinger.

Sus declaraciones causaron polémica dentro de la Iglesia Católica, Monseñor José Daniel Falla, quien es el secretario general de la Conferencia Episcopal, afirmó al Tiempo el padre Llano ha perdido el horizonte y dejado de lado la fe que se pregona en la Iglesia desde sus inicios, al negar la virginidad de María”.

En su última columna de ayer domingo que el padre llano tituló ‘Mea culpa’ pidió disculpas y a lo largo de ella dio amplios argumentos sobre la doctrina que habla sobre la virginidad de María.

El Padre Llano Escobar es director del Instituto de Bioética de la Universidad Javeriana y no es la primera vez que con sus declaraciones incomoda al sector más conservador del clero, en la década de los 70 afirmó que los esposos deberían tener control de la natalidad y que el celibato debería ser opcional para los sacerdotes.

Así mismo tampoco es la primera vez que Llano es silenciado en el año 2003 sus superiores le prohibieron escribir públicamente luego de una polémica similar, en ese entonces intervino el arzobispo Pedro Rubiano, su silencio duro 5 años pues en 2008 El Padre Alfonso Llano Escobar Regreso al Tiempo.