21 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La paz no será a cualquier precio, sino una paz dentro de la Constitución y la ley : Humberto de la Calle

22 de diciembre de 2012
22 de diciembre de 2012

En el ciclo que acaba, los negociadores del Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y los de las Farc han avanzado en la discusión del problema de la tierra, un debate que retomarán en enero para estudiar «las propuestas concretas» que permitirán «esbozar acuerdos», según un comunicado conjunto divulgado este viernes.

En unas cortas declaraciones, el jefe del equipo negociador del Gobierno, Humberto de la Calle Lomabana, señaló que el proceso avanza de manera satisfactoria y advirtió que la paz acordada estará en sintonía con la Constitución.

Señaló además los diálogos de paz van por buen camino y “siempre atendiendo a las indicaciones de lado y lado para llegar a un buen acuerdo».

Resaltó la participación ciudadana en la construcción de la paz y confirmó que hasta el momento se han recibido 2.933 propuestas a través de la página web que se implementó para garantizar el aporte ciudadano en la mesa de negociación.

La construcción de una paz estable y duradera no sólo será responsabilidad de todos los colombianos, sino que deberá estar desprovista de intereses particulares.

Así lo señaló Humberto de la Calle, Jefe de la Delegación del Gobierno Nacional, desde La Habana, donde se desarrollan los diálogos con las Farc y desde donde dio una declaración de fin de año y de cierre del segundo ciclo de conversaciones.

“El proceso ya no será solo entre Gobierno y guerrilla, sino que será responsabilidad de todos. En democracia, sin armas, con garantías para todos”, dijo De la Calle, refiriéndose al momento en que eventualmente llegue la implementación de los acuerdos para la terminación del conflicto y cuando las Farc podrían hacer su tránsito a la vida política.

En ese momento, señaló, cada colombiano tendrá la oportunidad de dar lo mejor de sí para bien de Colombia, para que el país tenga un renovado impulso de progreso y prosperidad, que es la prioridad del Gobierno Nacional.

“Lejos de ser una frase de cajón se refiere a algo fundamental: la construcción de una paz estable y duradera toca a cada colombiano, a cada sector social, a cada organización empresarial o popular”, recalcó.

De la Calle aseguró que en la construcción de la paz se pondrá a prueba el talante de la nación, en la cual el Gobierno tiene plena confianza, porque los colombianos siempre han respondido con generosidad en los momentos de paz.

“Se refiere a un anhelo nacional que trasciende los legítimos intereses particulares. Y no solamente tiene que ver con la tolerancia, que es necesaria, por supuesto, sino con una actitud patriótica desde la generosidad, donde prime la generosidad sobre el egoísmo y donde el interés colectivo sea el norte al seguir”, aseguró.

Afirmó que la paz no será a cualquier precio, sino una paz dentro de la Constitución y la ley, en donde están consagrados los derechos y los deberes de los colombianos.

Finalmente, dijo que a partir del 8 de enero se van a estudiar dichas propuestas.

«Cada delegación quedó con tareas relacionadas con el Punto 1 (tema agrario) de la Agenda del Acuerdo General, con el fin de estudiar en enero próximo las propuestas concretas que nos permitirán esbozar acuerdos», sostuvo el comunicado.

El jefe negociador del gobierno, el ex vicepresidente Humberto de la Calle, dijo que en enero las dos delegaciones continuarán la discusión del tema agrario, que ocupó el primer mes de las conversaciones.

«A nuestra llegada en enero continuaremos la discusión del primer punto de la agenda, desarrollo agrario integral, y esperamos poder avanzar con mayor celeridad y en forma expedita», señaló De la Calle, quien viajó de vuelta a Bogotá este viernes con los otros miembros de su delegación.

«Estamos buscando acordar lo que tenemos que hacer para que dentro de un marco de garantías, tanto para el Estado como para la guerrilla, las Farc dejen de ser un grupo armado al margen de la ley y se conviertan en una organización política legal», añadió.

Por su parte, el jefe negociador de la guerrilla, Iván Márquez, destacó que las Farc han cumplido el cese al fuego unilateral de dos meses que declararon el 19 de noviembre, al comenzar las pláticas.

«Ese cese al fuego lo hemos cumplido de manera rigurosa», dijo Márquez en una rueda de prensa. El comandante guerrillero Ricardo Téllez resaltó en la rueda de prensa que el proceso de paz está todavía en una etapa de «precalentamiento».

«Estamos en un momento de precalentamiento. No podemos decir que se ha hecho un extraordinario avance, pero hemos tenido discusiones muy importantes. Vamos a trabajar con equilibrio, con paciencia, sin pausa», dijo Téllez.