31 de julio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Interbolsa ya venía siendo una ‘papa caliente’ dentro del Gobierno

25 de diciembre de 2012
25 de diciembre de 2012

Según documentos oficiales, tres ministros del despacho estuvieron a cargo del tema y los tres serán llamados por las autoridades que indagan los antecedentes del descalabro y buscan establecer si, tal como lo afirma el Gobierno, se procedió de manera oportuna y transparente.

El 25 de mayo de 2011, el entonces ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, fue el primero en dar un paso al costado. Mediante un oficio, Echeverry, quien hizo parte de la junta directiva de Interbolsa, se declaró impedido en asuntos relativos a esa firma y la regulación del mercado bursátil.

También incluyó la definición de la política aduanera y de comercio exterior en general, la tasación de los gravámenes arancelarios y la operación de servicios integrales de transporte relacionados con dos empresas más: Transportes Vigías S.A.S (de su familia) y Colinversiones S.A. E.S.P.

Un mes después, el 21 de junio de 2011, en sesión virtual, el Consejo de Ministros aceptó su impedimento. Y, un par de semanas después, mediante el decreto número 2431 de 2011, el presidente Juan Manuel Santos nombró al entonces ministro de Comercio, Sergio Díaz-Granados, ministro de Hacienda ad hoc para tales fines.

El 1 de febrero de 2012, Díaz- Granados solicitó al Consejo de Ministros que le fuera excluida tal designación, aduciendo, entre otras razones, que ya había sido delegado ministro ad hoc de Tecnologías, de la Información y de las Comunicaciones, «para atender un asunto de alta complejidad técnica y jurídica».

Y aunque en esa misma fecha el Autorregulador del Mercado de Valores (AMV) emitió la primera de las 1.481 alertas por transacciones de Interbolsa con la Bolsa Mercantil de Colombia (BMC), esta no le llegó a Díaz-Granados por no tener entre sus funciones temas de inspección y vigilancia.

Según documentos, el ministro de Comercio solo realizó una actuación: la suscripción de un contrato en septiembre de 2011, relacionado con una oferta para intercambio de TES.

Lo que hasta ahora no se conocía es que, el 29 de marzo de 2012, se profirió el decreto 672, el cual trasladaba tal designación al entonces ministro de Minas, Mauricio Cárdenas. Desde esa fecha y hasta que asumió como ministro de Hacienda, Cárdenas aparece a cargo del tema.

Al respecto, Cárdenas le aseguró a EL TIEMPO que nunca fue requerido por la cartera de Hacienda o por la Superfinanciera para realizar alguna actuación. «Además, yo no tenía tareas de supervisión, vigilancia ni control, que son propias de la Superintendencia», afirmó.

Cárdenas también aclaró que se enteró de la crisis de Interbolsa el 11 de octubre, cuando fue informado por la Súper.

Ese mismo día, Frank Pearl, miembro de la comisión negociadora con las Farc, lo llamó para hablarle del mismo tema.

Y, un día después, directivos de Interbolsa pidieron audiencia en su Ministerio para solicitar un crédito con el Banco Agrario que les fue negado. Aún nadie sabe por qué no fueron directamente al banco.

En esa reunión estuvieron por Interbolsa Tomás Jaramillo, hijo del presidente del Grupo Interbolsa; Rodrigo Jaramillo; Jorge Arabia, vicepresidente financiero de la comisionista, y Álvaro Tirado, presidente de Interbolsa. Y por el Gobierno: David Salamanca, director de Regulación Financiera del Ministerio de Hacienda, y Juan Pablo Arango, superintendente financiero encargado.