25 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Identificaron cuerpos de las 27 víctimas de masacre en escuela de EE.UU.

15 de diciembre de 2012
15 de diciembre de 2012

«La investigación se realizó durante toda la noche. Nuestro objetivo era identificar a todas las víctimas para aliviar a las familias. Nuestros policías trabajaron toda la noche y pudieron identificarlas», dijo.

Un total de 20 niños, seis adultos y el asesino murieron el viernes en una escuela de Newtown, una pequeña localidad de Connecticut (noreste), en una de las peores masacres jamás cometidas en un establecimiento escolar en Estados Unidos.

El colegio cuenta con 626 alumnos matriculados. Tiene una guardería y tras recibir a los niños cierran las puertas como medida de seguridad. A partir de ese momento sólo se podía entrar llamando a un timbre y con permiso.  Según Vance, el atacante forzó su ingreso al centro educativo.

De acuerdo con la información preliminar, el asesinato en la guardería fue cometido por el joven Adam Lanza, quien poco antes mató a su madre, profesora del centro educativo donde se dio el crimen.

Medios internacionales indican que Lanza tenía algún trastorno del desarrollo, en concreto síndrome de Asperger, una forma de autismo.

El joven mató además de a su madre, Nancy de Lanza, antes de llegar al colegio. Después se suicidó de un disparo con una de las armas que portaba, según coinciden los medios estadounidenses, aunque este dato todavía no ha sido confirmado oficialmente.

Es la segunda peor matanza en un centro educativo ocurrida en la historia de EE UU, sólo superada por la que cometió en 2007 el estudiante Cho Seung en el centro universitario Virginia Tech. Cho mató a 32 personas antes de suicidarse.

Connecticut tiene una de las leyes más duras de posesión de armas de EE UU, con reglas muy estrictas. Se requiere una licencia y para tener una de las utilizadas en el crimen hay que pasar un curso. Con 20 años de edad, a Adam Lanza le resultaba imposible obtener una legalmente.

teleSUR- AFP- elpais.com/ao-MM