27 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Gobernación entrega recomendaciones para una Navidad Saludable

22 de diciembre de 2012
22 de diciembre de 2012

«Las fiestas de fin de año pueden traer efectos negativos para la salud, especialmente para aquellos que padecen enfermedades crónicas como diabetes o hipertensión. Esto se debe a que en esta época muchos se olvidan de sus tratamientos médicos, abandonan las dietas o se exceden con las comidas y bebidas», señaló la Secretaria de Salud Departamental, Lina Beatriz Rendón Torres.

Durante las fiestas de fin de año, también pueden producirse intoxicaciones por el mal manejo de los alimentos que se preparan para las reuniones familiares. Por ejemplo, el año pasado en Caimalito, cerca de 15 personas se intoxicaron con un arroz mixto.

Al realizar el seguimiento del caso, se detectó que varias personas manipularon los ingredientes como la carne y el arroz. Como si fuera poco, una de ellas tenía diarrea y se encontraron condiciones poco higiénicas del sitio donde se preparó el alimento.

De acuerdo con la Secretaria de Salud, estos casos se presentan por la contaminación de los alimentos con microorganismos, que se trasmiten debido a que el manipulador de alimentos no se lava las manos con agua y jabón. En otras ocasiones la contaminación se debe a que se emplean superficies y utensilios que no se limpian ni desinfectan adecuadamente.

«La manipulación y conservación inadecuada de las carnes también es otro problema. Por ejemplo, es un riesgo que varias personas manipulen la carne de pollo,  cerdo  o los ingredientes. También se debe evitar la presencia de animales domésticos, insectos y roedores y verificar la calidad del agua,», señaló el director de Salud Pública, Cristián Herrera Giraldo.

El funcionario agregó, que es muy importante tener en cuenta la procedencia de las carnes. No es lo mismo adquirir los alimentos en un establecimiento vigilado por salud pública que uno que no tenga ningún tipo de control, como ocurre con la comercialización de pollo y cerdo clandestino. Además, las carnes después de cocinadas y enfriadas deben conservarse en refrigeración.