16 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Ex arquero Miguel Calero sufrió muerte cerebral

4 de diciembre de 2012
4 de diciembre de 2012

«Nos duele mucho a todos los colombianos lo sucedido con Miguel Calero. Acompañamos de corazón a su familia», dijo Santos a través de su cuenta en la red social Twitter.

Agregó que por lo sucedido a Calero, «el fútbol está de luto».

Pachuca, el equipo mexicano con el que el portero colombiano ganó una Copa Sudamericana y cuatro títulos de liga, señaló a través de un comunicado que el deportista «presenta muerte cerebral».

De 41 años, Calero sufrió el 25 de noviembre una trombosis de la arteria carótida derecha y, aunque al principio los doctores mostraron optimismo y enfatizaron en que su vida no corría peligro, a partir del jueves comenzó a empeorar.

Ese día fue trasladado de urgencia desde Pachuca, su ciudad de residencia, a la Fundación Médica Sur, de la capital mexicana, donde se encuentra recluido.

Tras militar en el Deportivo Cali y Atlético Nacional, llegó al Pachuca en 2000 y allí se convirtió en referente del equipo.

Calero abandonó las canchas el 29 de septiembre del 2011 luego de sufrir una trombosis venosa en el brazo izquierdo de la que fue operado en Estados Unidos.  

Sólo un milagro permitiría que una persona con muerte cerebral vuelva a la normalidad: neurólogo

El neurólogo y decano de medicina de la Universidad del Rosario, Leonardo Palacio, explicó en Radio Nacional que cuando se habla de muerte cerebral, como es el caso del ex arquero Miguel calero, se hace alusión a que el paciente vive con soportes ventilatorios, que le permiten respirar, y sustancias que hacen palpitar el corazón y lo mantienen con vida.

Sin embargo, señaló que esa condición casi siempre es muy difícil de superar y sólo un milagro podría permitir que el paciente vuelva a tener sus condiciones normales.

Además, indicó que cuando una persona tiene esa condición, generalmente, se consulta con la familia para determinar si quieren seguir con su ser querido en cuidados intensivos o prefieren que se le retiren los soportes que así lo mantienen.

De igual manera, aseguró que la trombosis que sufrió Calero, cuando tenía 37 años, en su brazo izquierdo, pudo estar relacionada con una generación de coágulos en su sangre, lo cual se conoce como una trombofilia.

Con EFE.