12 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Este gobierno le aportará responsablemente al pago de la deuda del departamento

12 de diciembre de 2012
12 de diciembre de 2012

De esa cifra, $75.000 millones correspondían al monto de la deuda acumulada y $30.502 millones a las Vigencias Futuras comprometidas al 2020. Esta grave carga financiera ha significado efectos negativos para la actual administración, que se refleja hoy en una exigente política de austeridad en el gasto y presupuestos ajustados a las necesidades de la población risaraldense.

Situación vivida entre el 2004 al 2007

En el 2004, durante el primer periodo del Gobernador, Carlos Alberto Botero López, se dio un manejo responsable a las finanzas del departamento y se logró el pago de la deuda anterior con recursos que ascendieron a los $27.505 millones, entregando al 31 de diciembre de 2007 una deuda de 36.599 millones.

Lo ocurrido entre el 2008 al 2011

En el período 2004 – 2007 se actuó con responsabilidad frente al manejo de la deuda, ya que se realizó la cancelación de la misma. Una situación muy diferente ocurrió entre el 2008 – 2011, dado que no hubo pago de la deuda, sino un aplazamiento de la misma, lo cual se visualizó en las negociaciones con cada una de las entidades financieras, donde se evidenció períodos de gracia y/o extensiones del plazo de la deuda.

Este panorama quedó corroborado en el informe emitido el pasado 12 de Junio de 2012, por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, sobre la Viabilidad Fiscal de Risaralda, para el cierre de la vigencia 2011, a través del inciso D. Deuda Pública en su página 6, en el cual no se tiene en cuenta los recursos gestionados de forma errada a través de las Vigencias Futuras entre el 2008 – 2011:

“… el sobreendeudamiento de la Gobernación fue una de las causas de su crisis fiscal y financiera, que en su momento lo llevaron a suscribir un convenio de desempeño con el Ministerio de Hacienda”.

Este documento igualmente recomendó prudencia en el endeudamiento, tal como se anota en el inciso VII Conclusiones y Recomendaciones, página 16:

“… se llama la atención en la necesidad de mantener un manejo prudente del endeudamiento que sea sostenible en el mediano plazo, toda vez que entre 2008 y 2011 la deuda pasó de $29.963 millones a $55.879 millones, y fue precisamente el sobreendeudamiento registrado en su momento lo que afectó de manera estructural las finanzas del departamento”.

Situación Actual

Los efectos del aplazamiento de la deuda, se están viviendo en esta administración, ya que en el período 2012 – 2015 se concentra el pago del 83% de la deuda vigente., lo que significa una disminución más severa de la inversión para el 2013 y sucesivos.

El Gobernador, Botero López, no solo viene adelantando gestiones ante el Gobierno Nacional, con el fin de acceder a nuevos recursos y recuperar la inversión social, sino además, realizando ajustes necesarios a las Vigencias Futuras para liberar recursos de diferentes fuentes, teniendo en cuenta que tanto la deuda como las Vigencias Futuras, afectaron el presupuesto con compromisos de gastos establecidos hasta el 2020, sacrificando recursos que pudieran haber sido dirigidos a inversión.