6 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El resquebrajamiento de la coalición política en Neira

23 de diciembre de 2012
23 de diciembre de 2012

“Lo que queda por pensar con tan contradictorio proceder es que, efectivamente, el interés no es el pueblo y sus electores sino  la consumación de oscuros propósitos y  extrañas componendas”, expresó Restrepo Serna.

EJE 21: ¿Cuál es su posición frente a la alcaldesa Cristina Otálvaro?

Fernando Restrepo Serna: A casi un año de su elección, sigo convencido de su buena fe, de sus buenas intenciones y a pesar de la poca o ninguna solidaridad de su propio partido (Concejales), creo que es capaz de sacar su programa de gobierno adelante. Sé de muchos alcaldes que han logrado sacar sus municipios adelante a pesar de no tener mayoría en sus concejos. Espero que después de haber celebrado con éxito los 170 años del municipio, pueda centrarse rigurosamente en la ejecución de sus propuestas de campaña.

EJE 21: Qué lectura da usted a la ruptura de la alianza del conservatismo yepista con los sectores que respaldan a la alcaldesa Cristina Otálvaro y que se evidenció en la elección de mesa directiva en el Concejo Municipal?

FRS: Doy fe de la generosidad de la alcaldesa para los concejales del Partido Conservador y de su solidaridad con el doctor Augusto Arango, en términos burocráticos. A pesar de ello, han decidido partir porque consideran poca su participación en el gobierno. Son muy escasos en términos de proponer ideas para el bien de Neira y abundantes en sus demandas burocráticas. Duele ver cómo desperdician la oportunidad que les concediera el pueblo a través de su elección para, junto con su alcaldesa, gestionar en pro de las comunidades, en pro del campo, antes que pensar en abandonarlas por pretensiones burocráticas. Junto con los dos concejales de la línea del senador Jaime Alonso Zuluaga (U) que represento en Neira, no dudamos en apoyar una alcaldesa conservadora, un personero conservador, un presidente del concejo liberal, un secretario del concejo liberal porque somos serios en nuestros compromisos y porque, como líderes, es nuestro deber facilitar los procesos y los acuerdos. Nos correspondía la presidencia para el 2013 en cabeza del concejal Cristian Andrés Marín o del Concejal Hoover Osvaldo Holguin (Vacalao)y prefirieron votar una presidencia de un concejal perteneciente al movimiento contra el cual nos aliamos y derrotamos en las urnas. Me estoy refiriendo al sector de Marino Murillo. Duele más si se tiene en cuenta que la coalición de gobierno contaba con nueve concejales, no tenían pues la necesidad de cometer semejante despropósito político, el que con toda certeza generará enormes repercusiones negativas contra  la esencia del Partido Conservador en Neira, contra el mismo ex senador Omar Yepes, lo que de tajo pone en peligro el futuro de la votación que podría beneficiar a Arturo Yepes.

EJE 21: El entendimiento del sector conservador de Augusto Arango con su viejo contradictor político, Marino Murillo, que ya eligió mesa directiva del Concejo, dio origen a una nueva coalición política en Neira?

FRS: Cada día trae su afán. Podría pensarse que hacia allá conduce. Llama la atención que esa coalición existió en el pasado con resultados nefastos por los marcadísimos incumplimientos y deslealtades del ex alcalde Murillo. De otro lado, no le veo sentido a buscar otra coalición teniendo una propia con alcaldía, personería y todo el poder a favor. Lo que queda por pensar con tan contradictorio proceder es que, efectivamente, el interés no es el pueblo y sus electores sino  la consumación de oscuros propósitos y  extrañas componendas.

EJE 21: Usted fue aliado durante mucho de Marino Murillo. ¿Qué tal como socio?

FRS: No me canso de repetirlo: El problema con el doctor Murillo es la práctica del complejo de Adán (antes de él no existió nadie) y el de los reyes franceses (después de ellos existió el diluvio. Nadie más). Es decir no hay espacios ni posibilidades de crecimiento en términos de liderazgo y en su movimiento impera un marcado nepotismo que me preocupa.

EJE 21: Hacia el futuro usted ve posible una alianza para elegir alcalde entre los grupos que están respaldando hoy a la mandataria local?

FRS: hay que decirlo francamente: con el Partido Conservador no la veo. Vislumbro una abultada ausencia de liderazgo, abundan los jefes políticos y da la impresión de que a cada quien hace lo que se le antoja. Y lo más delicado es que no honran los pactos. Me refiero particularmente al doctor Augusto y a los concejales. Con la alcaldesa y el Partido Liberal, la volvería a hacer.

EJE 21: Usted, cuando fue diputado, consiguió unos recursos para la compra del Colrosario. ¿Por qué se embolataron esos recursos?

FRS: No se han embolatado. La ordenanza existe. Es la 645 de 2011. Lamentablemente no continué en la Asamblea. Sin embargo, la negociación no se concretó porque fuerzas oscuras en un sector de profesores del Colrosario y algunos líderes políticos contrarios tuvieron el valor de decirle al arzobispo que el señor cura párroco de la época buscaba beneficio personal con la transacción. El arzobispo en una actitud que nunca entenderé, determinó no hacer la negociación y renunció a la posibilidad de recibir 300 millones de pesos para la construcción de la capilla de La Isabela y para otros menesteres de la parroquia, harto necesitada. Mi preocupación son los 1.650 estudiantes de la Normal cuyo futuro educativo no veo claro toda vez que el comodato está próximo a vencerse.

EJE 21: Le gustaría aspirar nuevamente a la alcaldía de Neira?

FRS: Esa fue mi pasión en épocas pretéritas. Amo a Neira como el que más, he luchado por ella. Llegué a ganar las elecciones en una de mis candidaturas y lamentablemente me la robaron en oscuros hechos de ingratas recordaciones. Considero que esos espacios pueden ser ocupados por otras personas con nuevas ideas y con más juventud.
RL: Una recomendación para la alcaldesa?
FRS: Humildad, gratitud y lealtad.