22 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El camino de la fama

9 de diciembre de 2012
9 de diciembre de 2012

Como hijo de tigre, sale pintado, el aplaudido creador del bello vals que en menos de 3 minutos resume magistralmente la vida, pasión, músculo y muerte del ser humano, nació en Medellín en el hogar  formado por el maestro Eusebio Ochoa, compositor, director y profesor de música, y doña Flor María Cárdenas.

En su juventud, don Héctor supo combinar el bachillerato con las presentaciones de su Trio de Oro en los principales radioteatros de la Villa. A la muerte de su progenitor se inició laboralmente en un modesto puesto en una entidad bancaria, en la que trabajó durante 25 años y llegó a ocupar cargos de dirección. Es canta-autor, ejecutante del tiple y la guitarra, con estudios de lectura y apreciación musical en la desaparecida Escuela Superior de Música de Medellín.

Su biógrafa Beatriz Arango recuerda que la canción que lo catapultó al estrellato y consolidó su obra fue “El Camino de la Vida”, de la cual existen más de 50 versiones grabadas que superan los tres millones de copias vendidas. Esta obra fue seleccionada en 1991 por votación nacional como la “Canción más bella de Colombia”, distinción que fue superada cuando en 1999 fue elegida también por elección popular como “La canción del siglo XX en Colombia”.

Las obras musicales de Ochoa, centradas mayoritariamente en la exaltación del sentir popular emergente de una sincera y profunda inspiración impulsada por el amor a su tierra antioqueña, se han convertido en símbolos de la música colombiana del interior del país.

Miembro del Consejo Directivo de la Sociedad de Compositores de Colombia “Sayco”, ha sido jurado en los concursos y festivales de música andina más importantes del país. Algunas distinciones y condecoraciones: Orden de la Democracia, del Congreso de la República,  Escudo de Oro de la Gobernación de Antioquia, Medalla de Oro de la Alcaldía de Medellín,  Medalla al Mérito Cultural “Porfirio Barba Jacob”- Medellín,  Medalla de Oro  Ciudad de Ibagué, El Tiple de Oro – Fundación Garzón y Collazos, de la misma ciudad, Trofeo La Lira de Oro y la Medalla Santa Cecilia, de la Sociedad de Compositores de Colombia. Fue Nominado como el personaje del siglo XX en Antioquia en el campo de la música, en encuesta hecha por la Cámara de Comercio y El Colombiano.

En el 2004 fue esculpida una estrella con su nombre en el piso del “Hall de la Fama” del Centro Comercial Camino Real de Medellín, como uno de los 25 antioqueños vivos más destacados.

La mayoría de los homenajeados estuvieron presentes para descubrir su estrella en el piso y recibir una réplica en cristal. La actriz María Cecilia Botero habló en nombre los premiados y recordó sus caminatas por el centro comercial al comienzo de su carrera.

Recibieron la misma distinción Belisario Betancur, Noemí Sanín, Álvaro Uribe, Fernando Botero, Débora Arango, Teresita Gómez, Nicanor Restrepo, el cardenal Darío Castrillón, Alicia Mejía, Arturo Calle, “Cochise” Rodríguez, Francisco Maturana, Juan Pablo Ángel, Iván Ramiro Córdoba, Santiago Botero, Wbeimar Muñoz,  Álvaro Velásquez, Juanes, Paula Andrea Betancur, Víctor Gaviria y Crisanto Vargas-vil.  

La apostilla: Cuando “El camino de la vida” estaba en todo su apogeo, su autor, Héctor Ochoa, debió salirle al paso a una calumnia infame de un columnista que en un diario de Medellín se atrevió a acusarlo de haberle “robado” la hermosa composición al maestro Edmundo Arias.