26 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

EL BURRO… Del Papa

14 de diciembre de 2012

jorge luis vuelvasHoy estamos viendo que este abuso no sólo se limita a la raza humana, sino que con la emisión de la “Bula Papal Burréica” se ha extendido al reino animal. El máximo jerarca de la iglesia católica ha expulsado de nuestro pesebre al burro, no por la parte negativa que se dice de éste, sino por no ser digno de ubicar en el nuevo “Pesebre Resort Spa Boutique” del Papa; ahora vemos que el Pontífice se nos delicó, quiere un pesebre de estrato seis para complacer a los corruptos sicilianos.

Está bien que al burro lo saquen de una fiesta, por aquello del “manoseo”, pero no se le puede expulsar de la historia del nacimiento de Jesús.
Este noble animal que ha soportado durante muchos años el abuso de las cargas, ahora tiene que soportar el matoneo del Papa. Los cordobeses los queremos y defendemos mucho y hasta un festival le hacemos. En este festival de San Antero se honra la amistad y la alegría del ser costeño con su amigo trabajador, destacándose al final del evento la quema de un muñeco que hace alusión al traidor Judas Iscariote.

Hoy salgo a defender a los burros (no estoy hablando de los defensores de Colombia en el pleito con Nicaragua ante La Haya) sino del noble animal que es el único del que se ocupa la Biblia en sus relatos históricos. El burro es símbolo de humildad, por ello Jesús lo escogió para entrar triunfante a Jerusalén, también Su Madre, no la del Papa, sino la de Jesús, María, escogió al burro para huir cuando Herodes ordenó matar a todos los niños menores de dos años. Y así, en compañía de ese Padre putativo y amoroso esposo, logró escapar de las garras de este adelantado hitleriano.

Cuando Jesús llegó al río Jordán para recibir de su primo Juan Bautista el máximo sacramento que se nos otorga a los cristianos, el Bautizo, no lo hizo a bordo de un “papamóvil”, ni de una camioneta cuatro puertas, tampoco llegó en un corcel purasangre, sino que lo hizo montado en el más humilde y representativo animal de nobleza… el burro.
¿Qué más episodios de gratitud para con el Señor quiere el sumo Pontífice que el burro le muestre?

En nuestros días este generoso animal sigue siendo el fiel compañero y amigo del campesino colombiano, que lo utiliza a diario en sus labores para ganarse el pan de cada día y así lograr sacar adelante a su mujer e hijos que sufren el abandono del estado y de la iglesia católica que en otros tiempos se ocupaba más del dolor de los seres humanos que de expulsar animales.

El Papa es un Alemán que se educó en la parte norte de Europa… este señor definitivamente no conoce un burro, pero… ¿actúa con la parte negativa de este noble animal? Júzguenlo ustedes.

pesebre