28 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Cinco familias podrían perder a sus hijos quemados con pólvora

27 de diciembre de 2012
27 de diciembre de 2012

En todos los casos, ocurridos en Antioquia y objeto de reserva, se comprobó la negligencia de los padres. Es decir, que no tomaron las medidas necesarias para proteger a sus hijos frente a los riesgos que representa la manipulación de esos artefactos.

Los procesos penales pueden tardar, en promedio, seis meses, y entre las sanciones estipuladas está la posibilidad de que pierdan la patria potestad de sus hijos.

«Recordemos que la negligencia también es una forma de maltrato», afirmó Diego Molano Aponte, director de Bienestar Familiar y quien hizo un llamado urgente a los padres de familia y cuidadores para que cumplan con la obligación de proteger a los niños «y no tengan que vivir situaciones de tristeza y de consecuencias irreversibles por culpa de la irresponsabilidad o el descuido».

De acuerdo con informes del Instituto Nacional de Salud, de los 481 reportes oficiales de lesionados con pólvora registrados entre el primero y el 26 de diciembre en todo el país, 253 son menores de edad.

El Instituto ha abierto 136 casos de verificación de derechos de los niños víctimas de la pólvora, con el fin de corroborar cómo ocurrieron esos accidentes y si hubo negligencia de padres o cuidadores, o no.
A 88 padres de familia los han conminado a asistir a talleres pedagógicos y en otros 90 casos se abrieron procesos de seguimiento para corroborar si, además de la lesión con pólvora, les están vulnerando otros derechos a sus hijos.

«Es inconcebible que aún con todas las advertencias que se emiten a diario desde distintos organismos, tantos niños y niñas se hayan quemado con pólvora», añadió Molano Aponte. De las tres víctimas fatales de estos artefactos en esta temporada, una era menor de edad.