20 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Capturados sicarios que asesinaron a viuda del narco Iván Urdinola

28 de diciembre de 2012
28 de diciembre de 2012

En el carro viajaban Henao, que al parecer llevaba un documento con otra identidad, un hombre identificado como Lucio Quintero y una menor de 12 años que se recupera en un centro médico.

Quintero también falleció, y Lorena Henao murió en el Hospital de La Tebaida.

Quintero, según los archivos judiciales, había sido capturado con ella en Panamá en el 2004.

La Policía ya capturó a los dos señalados sicarios, en una estación de gasolina, ubicada a pocos kilómetros del lugar del atentado.

En mayo del 2011 había recobrado su libertad luego de que un juez de Ejecución de Penas ordenara su salida de la penitenciaría de Cúcuta. Siempre se rumoró sobre su supuesta participación en la muerte de su esposo.

En el 2004 el Tribunal Superior de Valledupar consideró probada su vinculación  al crimen  organizado.

En enero del 2010 había sido recapturada en un centro comercial en Armenia, cuando iba con dos hombres requeridos por la justicia de Estados Unidos.

Su captura se dio porque violó el beneficio de detención domiciliaria, que le había concedido un juez.

Pero un año después quedó en libertad. Salió de la cárcel de Cúcuta el 24 de mayo del 2011, luego de que un juez considerara que había completado la mayoría de la pena de 7 años de cárcel por concierto para delinquir, cohecho, testaferrato y fraude procesal.

Según la Policía, el atentado ocurrió en el sur de Armenia, cuando sicarios en moto atacaron un vehículo Simbol de placas CKH – 818 de Cali.

Lo que dice El Tiempo:

Aunque las investigaciones apenas comienzan, las autoridades ya manejan varias hipótesis. La más fuerte sería una guerra por los bienes ocultos de Urdinola.

Desde hace varios meses, el nombre de Lorena Henao había aparecido en reportes de inteligencia que están en proceso de verificación. En ellos, Henao era señalada de haber regresado al norte del Valle con el objetivo de reagrupar una red que seguía fiel a su familia, los Henao, que tiene más de 20 años de historia en el narcotráfico.

«Sus desplazamientos eran constantes por La Victoria, La Unión y el Eje Cafetero», señala una fuente en la región.

Esos mismos informes indicaban que la viuda de la mafia estaba enfrentada a dos sobrinos de Urdinola que reagruparon la banda de ‘Machos’ y que se unieron a los ‘Urabeños’ para desplazar a sus enemigos, los ‘Rastrojos’, en el suroccidente del país. Esa disputa habría estado marcada por diferencias en la alianza con los ‘Urabeños’ y por la distribución de bienes.

Llevaba 19 meses libre

Aunque Lorena Henao Montoya, de 43 años, nunca fue condenada por narcotráfico, estuvo tras las rejas siete años por los delitos conexos como concierto para delinquir y testaferrato. Excapos siempre hablaron de que en los 80 participaba de las reuniones en las que estaban su esposo, Iván Urdinola, y su hermano, Orlando Henao, más conocido como el ‘Hombre del Overol’. Los dos murieron en la cárcel.

Su primera captura fue en el 2004 en Panamá, en una operación en la que también cayó su otro hermano, ‘Arcángel’, quien recientemente quedó en libertad tras pagar condena en Estados Unidos.

Cuando Lorena Henao fue deportada a Colombia, fue capturada y condenada a 12 años de cárcel. Aunque un juez le había dado casa por cárcel en el 2009, en enero del 2010 volvió a ser detenida en un centro comercial de Armenia, cuando iba acompañada de un hondureño pedido en extradición por Estados Unidos.

En mayo del 2011, Lorena Henao fue dejada en libertad por orden de un juez de ejecución de penas que consideró que había pagado la mayoría de la condena. Para ese entonces, las autoridades supieron que la viuda de la mafia había regresado a Bogotá para estar cerca de su hija. En todo este tiempo, su nombre nunca dejó de sonar en los reportes sobre bandas y mafia en el suroccidente del país.

Hundió al Grupo Grajales

Cuando Lorena Henao fue capturada en Panamá, las autoridades encontraron documentos en los que figuraba como la propietaria del 60 por ciento de las empresas Grajales.

Esto llevó a vincular a cinco del Grupo Grajales y a dos empleados en un proceso por lavado de activos y enriquecimiento ilícito. Raúl Grajales, cabeza del grupo empresarial, y Lorena Henao fueron condenados a 8 años de cárcel. A Gerardo Antonio y María Nancy Grajales los condenaron a siete años, y a la contadora Sonia Trejos le dieron ocho años de prisión.

Una familia de la mafia

Iván Urdinola, terror de norte del Valle

Lorena Henao fue esposa de Iván Urdinola Grajales, uno de los capos más sanguinarios y temidos del cartel del norte del Valle. Urdinola murió en extrañas circunstancias en la cárcel de Itagüí en el 2002, supuestamente por problemas cardíacos. La mafia pagó sus propios exámenes forenses para descartar envenenamiento y otra guerra de narcos.

La hija, condenada por un asesinato

Arcángel Henao y Orlando Henao (el ‘Hombre del Overol’) eran hermanos de Lorena y fueron dos de los primeros grandes narcos del Valle. Emma Juliana Urdinola Henao (foto), hija de Lorena Henao y de Iván Urdinola, fue condenada a más de 20 años de prisión en el 2011 por el crimen de un sindicalista en el Valle del Cauca. (Lea la historia de la hija de Urdinola en la cárcel del Buen Pastor).