23 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Aprueban en Comisión Primera el matrimonio de parejas del mismo sexo

4 de diciembre de 2012
4 de diciembre de 2012

Fueron largas horas de discusión y de cuatro sesiones, en especial, porque varios congresistas aducen que se abre la posibilidad de que al constituir familia, también adopten niños.

Los conservadores manifestaron su voto en contra, y a través del vocero del Partido, Hernán Andrade, defendieron la tesis de la conformación de familia. Citó una encuesta aplicada por la Universidad de Texas, que revela que las parejas del mismo sexo son inestables.

«Acá no jugamos, estamos con temas serios. Ésta no es una encuesta de un barrio. El tema de la adopción no la traje yo, está en la ponencia del senador Benedetti», explicó, al tiempo que invitó a sus colegas a votar teniendo en cuenta lo que quiere la sociedad colombiana.

Para el congresista Conservador, «hay que legislar como piensa el 26 por ciento, que está de acuerdo con estos temas, y los que piensa la mayoría nos lo tenemos que guardar. Esta es la dictadura de las minorías», dijo.

Incluso, propuso que se consulte al pueblo colombiano, para ver si los colombianos respaldan la iniciativa.

Consideró que el Gobierno es ausente en el tema y preguntó dónde está el Ministro del Interior, «¿escondido debajo de la puerta?, porque esto genera derechos patrimoniales y pensionales», dijo.

Para su colega, Eduardo Enríquez Maya (Conservador), debe ser la Corte quien se pronuncie.

El otro senador que votó negativo, fue Juan Carlos Vélez (Partido de la U), quien dijo que, entonces, «toca abrir la discusión para que se aplique el proyecto a las parejas heterosexuales y citó casos, de hijos adultos que cuidan a sus padres, y cuando éstos mueren y si tienen derecho a una pensión, esta condición se pierde. Pido justicia para todos».

Llamó la atención para que se piense en los derechos de los niños. «Que por encima de todos están los derechos de los niños. Qué va a pasar con un niño cuando llegue al colegio, de pronto va a ser objeto de matoneo. Esta sociedad no telera la convivencia de dos personas del mismo sexo», afirmó.

Citó una encuesta que revela que el 66% de los colombianos se opone a esta tipo de leyes, y que sólo el 28% la acepta. «Necesitamos sintonizarnos con los colombianos, de cómo piensan. Será en las urnas en donde los colombianos castigarán a los senadores que no piensan como ellos», precisó.

También explicó que el artículo 8 del proyecto abre las posibilidades para adoptar menores.

Lo manifestado por el senador Andrade, no gustó a su colega Armando Benedetti (Partido de la U), quien recordó que él (Andrade) votó en contra de lo que piensa la gente, al respaldar la campaña de reelección del procurador Alejandro Ordóñez. Este no es un tema de encuesta y de mayorías», dijo.

La bancada liberal respaldó la propuesta. El senador Luis Fernando Velasco, dijo que «no se puede criminalizar el pensamiento», y que con el tiempo él cambió su posición frente al tema, el cual hoy respalda.

«No se tiene derecho a obligar al otro a sentir rechazo por lo que cada uno siente rechazo. Aunque la mayoría este de acuerdo, no puede imponerle a una minoría, porque gran parte de la calidad de la democracia se mide en el respeto por las minorías», aseguró.

En cuanto al tema de la adopción, para el senador Velasco, no es cierto que un niño que crece en un hogar de parejas del mismo sexo, cambie su orientación sexual.

Su compañero de bancada, en senador Juan Manuel Galán, explicó que respalda el proyecto, porque brinda la oportunidad a los ciudadanos de ser iguales frente a la Ley, y recordó que la Constitución precisa que ninguna persona puede ver afectados sus derechos por la condición de raza, condición económica, religión o sexo.

El también Liberal, Juan Fernando Cristo, dijo que esas personas son atropelladas, y les violan sus derechos, y por eso su Partido acompaña a las minorías sexuales. Asegura el congresista, que estos «debates contribuyen a mostrarle al país que sí hay libertad de opinión en el Congreso, que no todo se vota a pupitrazo».

Entre tanto, el senador Jorge Londoño, (Partido Verde), explicó que el tema debe ser abordado «con tranquilidad absoluta y previendo que el mundo evoluciona».

«En una democracia liberal, los ciudadanos no tenemos únicamente obligaciones jurídicas, sino derechos subjetivos, y las encuestas no pueden direccionar el qué hacer de los legisladores», afirma.

Según el Senador, la adopción no está con el matrimonio igualitario. «Este proyecto no trae la discusión de la adopción, porque no es un derecho», aseguró.

Aunque no pertenece a la Comisión, el segundo Vicepresidente Senador Édgar Espíndola (PIN), asistió a la Comisión a defender la familia en el marco natural, «al que estamos llamados a preservar como el mejor desarrollo de la sociedad», precisó.

Explicó que para la preservación de la especie hay dos componentes: macho y hembra. La misma fauna tiene ese componente para mantenerse. Si todos los géneros se volvieran homosexuales, la especia se acaba en 70 años. Creo que el Congreso tiene un compromiso con todos los ciudadanos».

Cuestionó la amenaza de la Corte cuando lanzó su advertencia de que si no legisla sobre el tema, ellos imparten instrucciones sobre el caso. «Corte legisla por vía interpretación y usurpa funciones de la Corporación», afirmó.

Para el senador Espíndola, el proyecto es inconstitucional e inconveniente, porque acaba con la conservación de la especie.

Los senadores del Polo Democrático Alternativo, Luis Carlos Avellaneda y Parmenio Cuéllar, hicieron una defensa de la iniciativa, y aseguraron que ser homosexual no es una enfermedad, y mucho menos, que sea contagiosa.