24 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Aplazan segundo debate sobre la eutanasia para el 2013

7 de diciembre de 2012
7 de diciembre de 2012

“He venido de manera voluntaria a consultar la opinión de la Iglesia Católica y coincido con la Iglesia Católica en que el tema de la eutanasia es un asunto fundamental que toca la diferencia entre la vida y la muerte, pero también desde el punto de vista médico, creo que el debate requiere más profundidad y es un debate incompleto inmaduro y no puede decidirse a las carreras”, subrayó.

Adicionalmente dijo que “la eutanasia no es un tema sencillo porque toca la diferencia entre la vida y la muerte y como médico pero también como hombre creyente, creo que no es un tema que pueda debatirse y aprobarse a la ligera porque requiere mucho más debate, mucha más profundidad en análisis, mucho más foros académicos, muchas más voces como las de todas las iglesias.
“Como médico y como hombre creyente, creo que no es un tema que pueda debatirse o aprobarse a la ligera”, aseguró Barreras.

Según él, se requiere más debate, más profundidad en el análisis, más foros académicos y más voces sobre un proyecto tan polémico.

“Yo vine de manera voluntaria (a la Conferencia Episcopal) a consultar la opinión de la Iglesia Católica y coincido con la Iglesia que debe aplazarse el debate (…) no puede decidirse sobre la vida y la muerte a las carreras”, señaló.

Los actuales líos para el proyecto están soportados en la diferencia que pueda existir entre el derecho a morir dignamente y lo que se conoce como el suicidio asistido.

“Los médicos estamos entrenados para salvar vidas, no para quitarlas; y el suicidio asistido es una exageración de la fórmula original que la Corte Constitucional había previsto cuando autorizó la eutanasia”, indicó Barreras.

La Iglesia Católica, según el senador, “se juega en favor de la vida” y se opone a este proyecto de ley.

La iniciativa fue radicada por el senador Armando Benedetti Villaneda quien lo promueve para reglamentar esa práctica que fue autorizada por la Corte Constitucional.