14 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Mecanismo de protección al cesante pasa a tercer debate en Cámara de Representantes

15 de noviembre de 2012
15 de noviembre de 2012

Los acuerdos fueron logrados al interior de una subcomisión que integró el Ministerio del Trabajo y los responsables de las ponencias positiva y negativa, presentadas la semana anterior.

Las modificaciones sustanciales del acuerdo radican en que el aporte de las cesantías para financiar el Mecanismo de Protección al Cesante es voluntario y no obligatorio, contrario a lo planteado inicialmente de destinar el 25 % de las cesantías de todos los trabajadores.

El otro cambio esencial tiene que ver con que la principal fuente de financiación serán los recursos que las Cajas de Compensación tenían congeladas desde el 2011 para realizar actividades de promoción y prevención de la salud.

«Hoy sale algo muy bueno del Congreso y es que habrá un sistema público del empleo, y quienes pierdan su trabajo van a tener subsidio para salud, vivienda y educación por lo menos durante seis meses», señaló el autor de la iniciativa, senador Mauricio Lizcano Arango (Partido de la U).

Pese al acuerdo para sacar adelante el proyecto de ley, algunos senadores manifestaron su opinión sobre la inconveniencia de que el seguro de desempleo se financie con aportes destinados para la salud.

«No me parece justo que cuando tenemos un sistema de salud desfinanciado ahora se vaya a trabajar con los recursos de las Cajas de Compensación, que tenían destinado para la prevención y promoción de la salud, y que para que a partir de enero del 2015 pase a financiar el seguro del desempleo», replicó la senadora Gloria Inés Ramírez (Polo Democrático Alternativo).

Hasta ahora, como esta formulado el proyecto, podrán acceder al Mecanismo de Protección al Cesante quienes hayan perdido o terminado su trabajo o contrato; haber hecho aportes continuo o discontinuos, durante los últimos 3 años a cajas de compensación; estar inscrito en la base de datos del servicio público de empleo y haber ahorrado como mínimo un 25 % del salario mínimo.

También se dispone que la inscripción de los elegibles a los beneficios de la iniciativa, la harán los empleadores, una vez se apruebe el proyecto de ley, y contará con los trabajadores que ya se encuentran registrados en las Cajas de Compensación Familiar.

El proyecto aprobado por la plenaria del Senado en segundo debate recoge una iniciativa del Ministerio del Trabajo (2011) y el senador Mauricio Lizcano Arango y ahora está a la espera de sus debates definitivos en la Cámara de Representantes.