5 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

“Me muevo de dial en dial en busca de la noticia»: Antonio Pardo García

26 de noviembre de 2012
26 de noviembre de 2012

antonio pardoEs el hombre de la radio, el genio del lead, el redactor de la noticia, el que no firmaba, pero que impactaba a los oyentes con su mensaje, claro, preciso, oportuno y lleno de información.

Ser periodista no es un título, es un honor. Nunca se le calificó ni como doctor, ni señor Pardo, sino como don Antonio Pardo García, completico.

Estuvo en las grandes cadenas, dejó huella, pero más allá del protagonismo, de la sensación por la chiva, es un extraordinario ser humano, pletórico de carisma, capaz de llorar por el sentimiento ajeno y que siente cada una de las estrofas de un bolero.

Director de directores. Hombre que sabe para qué son las palabras y el significado de un micrófono. El periodista del millón de noticias no se crece, simplemente muestra esa enigmática sonrisa de sabio para demostrar con humildad que es un grande.

¿Qué siente al saber que ha sido uno de los mejores periodistas de Colombia?

Inmensa gratitud con mis compañeros de trabajo y felicidad por el deber cumplido.

El presidente del CPB veía con preocupación que se están acabando los periodistas en nuestro país y se inundó de comunicadores sociales, ¿está de acuerdo con ello?

William Giraldo tiene razón. Y le añado: en pocos años, el periodismo de información y entretenimiento en Colombia, puede desaparecer tal como lo conocemos hoy. Solo lo salvará un acto de corrección de sus fallas y errores, una decisión de los medios de retornarles a los periodistas profesionales especializados el manejo de todas las direcciones, gerencias y funciones artísticas, hoy en manos de administradores y contadores y, finalmente, desde la Universidad, hacer una verdadera formación de periodistas especializados para trabajar en radio, televisión y prensa. Si no se logran estos objetivos, llegará desde Internet, un periodismo independiente personalizado. Será también el fin de los medios, tal como las conocemos hoy.

¿Hacia dónde va nuestra radio?

Hacia Internet. Para sobrevivir, una radio más especializada y respetuosa en contenido y lenguaje.

¿Es efectiva la tarea de los monopolios con la radio?

No se puede desconocer la trascendencia de la inversión de grandes empresas en los medios. En el siglo pasado, apoyaron el formidable desarrollo de la radio que llegó a ser una de las mejores del mundo. Y no se sintió afectada la independencia periodística. Sin embargo, tiene sus riesgos.


¿Ha sido tratado justamente por los medios?

No tengo queja en casi 60 años de trabajo directo en los medios.


Con Orlando Cadavid Correa comparte el título de los mejores hombres para tratar el lead periodístico. ¿A quiénes ve usted ahora como buenos redactores?

Hay muchos en todo el país. Admiro, precisamente, entre otros a Orlando Cadavid, María Isabel Rueda, Jairo Tarazona, Juan Manuel Ruiz, Edgar Artunduaga… a muchos.


Usted dejó una huella imborrable en la radio colombiana, ¿quiénes han sido sus mejores alumnos?

Compañeros que se iniciaron en el periodismo a mi lado: Arturo Jaimes, Jaime Ortiz Alvear, Javier Baena, Elkin Mesa, Rodrigo Pareja, Juan Manuel Ruiz, Julián Mora, Nidia Martínez, Oscar Munevar, Jorge Pulido, Álvaro Pardo, Deisy Alfonso Rey entre otros. Como alumnos, muchísimos en la Universidad. Fui profesor en la Sabana casi diez años, en la Javeriana 8 y en Los Libertadores cuatro. Un privilegio.

¿Qué representa para Antonio el periodismo?

La vida.


¿Sufre cuando oye cómo tratan de mal el micrófono ahora?

Mucho.

¿Cuál fue la noticia de su vida?

Es personal. El día que el Círculo de Periodistas de Bogotá CPB me exaltó en el 2011como el periodista Pionero de la radio colombiana. Antes, en 1954 cuando los periodistas de Bogotá me eligieron Reportero del año.

¿Qué noticia le dolió en el alma transmitir y organizar un lead?

A fines de 1964, frente a Caracol en la calle 19, le robaron el burrito a Edubina, una humilde mujer de 83 años. Con el recogía sobras de comida para las gallinas que le daban huevos para vender y poder comer una vez al día. Me impacto verla llorar y decir que sus dos nietos iban a morir de hambre. Organicé una campaña nacional y le conseguí no uno sino tres burritos. El lead que hice al divulgar la noticia me conmovió tanto como al presidente de la Cadena Fernando Londoño quien me llamó y me dijo que estaba a punto de llorar.

¿Se murió definitivamente la chiva?

No. Lo que ocurre es que hay menos criterio para resaltarla y más protagonismo de quienes la comunican.


¿Desaparecerá definitivamente el AM?

Está terminando su ciclo. Le pasará lo mismo que a la radiotelegrafía, al teletipo, a la máquina de escribir, a las máquinas del tren a vapor, etc.


¿Por qué no tiene una columna si escribe tan bien?

Porque estoy escribiendo dos textos largos.


¿Se alejó de la radio o lo alejaron?

Ni me he alejado ni me alejaron. Directamente trabaje en ella 51 años. Uno en Ecos de la Montaña, 20 en Caracol, diez en Todelar y 20 en RCN. En las dos primeras Cadenas fui director de noticias, director deportivo y Director general. En la última gerente de producción y programación que equivale al rango de director artístico general. Me pensioné, pero sigo al lado de la radio. También trabaje más de ocho años en los periódicos Diario de Colombia, La República, La Paz y en la Agencia Servicio Nacional de Prensa, corresponsal de ocho diarios nacionales y de El Universal de Caracas.

¿Habla con sus compañeros de jornadas en 6 am 9 am?

Con Yamid Amad, nos vemos en actos sociales. Alfonso Castellanos vive en Santa Marta y poco voy por allá. Y julio Nieto ya partió de este mundo. Grandes compañeros.

Durante años tuvo un programa presentando nueva música, ¿cuál es la canción de su vida?

El programa durante 20 años se llamó “Adiós domingo”. Me inventé la campaña de los cien años del bolero y por votación nacional que duró seis meses, en RCN fueron elegidos los cien boleros. El mío, Nostalgia, quedó entre los diez primeros.


¿Escucha a Julio Sánchez, a Gustavo Gómez o a Blu?

A Julio por la universalidad informativa y la interactividad con el oyente. A Gustavo porque me identifico con su estilo humanizado, que yo traté de practicar. A Néstor Morales por el análisis del acontecimiento. No soy un oyente estático. Me muevo mucho de dial en dial. Vivo buscando la noticia.


¿Cuándo va a editar la historia de la radio?

El año próximo, Dios mediante.

¿Por qué lloró la última vez?

Soy llorón desde niño. Pero mi llanto más largo ocurrió por un abrazo de una señora de unos 90 años. Fue a buscarme a RCN Manizales cuando yo hablaba con el director. Este le preguntó para qué me buscaba y ella le dijo que para conocerme, abrazarme y agradecerme todo lo que yo hacía por Colombia. “Es un señor que yo amo y quiero conocer”. En ese momento me presentó y ella me dio un abrazo como de diez minutos también con llano. Maravilloso momento.

¿Qué les inculca a sus hijos?

Honestidad…honestidad y honestidad. Y trabajar más de lo que se les exija.

¿Colombia tendrá paz?

Colombia siempre ha sido un país en guerra. Al menos, imaginemos esta Patria en paz.