28 de noviembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Junior venció 2-0 a Once Caldas, pero se quedó sin ser cabeza de grupo

11 de noviembre de 2012
11 de noviembre de 2012

junior vencio al once

Carlos Rentería y Sherman Cárdenas marcaron los goles del triunfo en el Metropolitano.

Junior derrotó 2-0 a Once Caldas y festejó su victoria número 1000 en la historia del principal torneo de la Dimayor, este viernes en el estadio Metropolitano Roberto Meléndez, en la última fecha de la fase de todos contra todos en la Liga.

Carlos Rentería y Sherman Cárdenas marcaron los tantos del triunfo, que no alcanzó para ser cabeza de grupo y conquistar el ‘punto invisible’ en los cuadrangulares semifinales. El empate 1-1 entre La Equidad y Deportivo Cali, en Bogotá frustró la posibilidad. Este domingo, a las 6 p.m., se realizará el sorteo de la siguiente instancia.

Teófilo Gutiérrez fue la figura del partido y solo le faltó un gol para redondear su gran actuación. De sus pies surgieron el montón de ocasiones de gol que los anfitriones fabricaron.

Junior se movió veloz y preciso en el frente de ataque desde el inicio del partido contra un Caldas cándido y con amplios espacios en su defensa.
De la mano de Teófilo, que retrocedió unos metros, los ‘Tiburones’ tejían las jugadas ofensivas. Varias de ellas surgieron a partir de la mala entrega de los visitantes. Vladimir Hernández y, sobre todo Sherman Cárdenas, estaban enchufados y atentos para arrebatar los balones sueltos.

En uno de esos ‘robos de cartera’, apenas a los tres minutos de juego, el volante santandereano recuperó una pelota y habilitó a Teófilo, que casi anota con un riflazo desde fuera del área.

Dos minutos después, el mismo Sherman recoge un rebote sin dueño cerca del área y pasa el balón para ‘Teo’, que se quitó de encima la marca de un central y recibe falta cuando se disponía a disparar. Claro penal que el árbitro antioqueño Weimar Hernández sancionó de inmediato.

El mismo delantero afectado agarró el esférico para ejecutar el tiro desde los 12 pasos, pero mientras lo acomodaba, el arquero Sebastián Viera le solicitaba que se lo dejara patear a él. No se ponían de acuerdo hasta que el público intercedió: «¡Viera! ¡Viera! ¡Viera!». Parece que el coro hizo ceder al goleador.

El charrúa ejecutó fortísimo al centro y su colega John Jairo Rincón ahogó el grito de gol, pero no el cariño hacia el cancerbero. «¡Uruguayo! ¡Uruguayo! ¡Uruguayo!», corearon esta vez en la tribuna para alentarlo al no poder dar en el ‘Blanco Blanco’.

Los dirigidos por Ángel Hoyos no lograban materializar la idea ofensiva que manejan y mientras Viera bostezaba en su arco, Rincón no respiraba tranquilo.
Junior llegaba constantemente, pero solo pudo festejar a los 32 cuando Vladimir se juntó con Carlos Rentería, Éste se coló en el área y definió ante la salida del cuidapalos.

Los rojiblancos estuvieron a punto de aumentar la cuenta en sendas oportunidades de Teófilo y Rentería. Al chocoano le frustraron el segundo en la raya. Su remate tras una buena acción colectiva quemó las manos del arquero y fue despejado cuando el balón se pretendía cruzar la meta de gol.

Caldas comenzó de mal en peor el segundo tiempo luego de la expulsión de Mauricio Casierra, en una entrada fuerte, casi en la mitad de la cancha y en la última jugada del primer tiempo.

El técnico Hoyos realizó tres modificaciones para la etapa complementaria, pero de poco o nada sirvieron. Junior mantuvo su buen nivel y marea de llegadas a la portería de Rincón.

Teófilo, el más destacado de la cancha con su movilidad, claridad e inteligencia para jugar, fue el autor intelectual del segundo, con un empujoncito de la zaga del Once. El atacante de la Selección Colombia superó la marca de dos defensores y remató al arco. Un central rechazó mal y Sherman Cárdenas aprovechó el rebote para poner el partido 2-0.

Junior fue muy superior contra un Caldas excesivamente errático y sin un verdadero espíritu de lucha.