11 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

DOS DERROTAS

21 de noviembre de 2012

mario de la calleQuién sabe qué peaje nos cobrarán los sandinistas para permitirnos llegar hasta allá. Somos un país soberbio, que se cree de mejor familia y más inteligente que el vecindario, y a la hora de la verdad nos dan vuelta seca. Cómo estarán de contentos Ortega, por una parte, y Correa, Chávez y Cristinita por la otra. ¡Qué lamentable!

Y qué mal que haya funcionado la teoría según la cual a cualquier país le pueda dar por demandar a otro ante ese cuerpo de burócratas que conforman esa corte, con la teoría de que de la demanda algo se saca de todos modos. Ese sí que es un enfoque bien absurdo de lo que llaman justicia. Si es así, de pronto valdría la pena aceptar la propuesta de quienes nos aconsejan retirarnos de la jurisdicción de esa corte, no sea que a cualquiera otro de nuestros vecinos se le ocurra demandarnos por cualquier cosa y termine arrancándonos otro pedazo de territorio. Para algo nos debe servir esta negra experiencia.

Pasemos a otro tema, éste en tono menor: Mientras como colombianos, hemos sufrido la malhadada acción de la famosa Corte, como caldenses hemos sufrido, por nuestra propia acción (o falta de acción), un golpe a nuestro orgullo absolutamente inaceptable. La paupérrima actuación de nuestros representantes en los Juegos Nacionales que acaban de terminar, deja nuestro deporte desnudo y mal parado. Como para sumarse a la debacle del Once Caldas en el campeonato profesional de fútbol, la delegación caldense a los juegos regresó cubierta de vergüenza. Dos medallas de oro, cuando Antioquia obtuvo 144, el Valle del Cauca 120 y Bogotá 118. Risaralda, que obtuvo 11 medallas de oro quedó en el séptimo puesto y el Quindío, con 4, quedó en el 14. Nosotros quedamos en el lugar 17. Todos los departamentos que alguna vez han tenido alguna figuración en el campo deportivo, quedaron por encima de nosotros. Solamente le ganamos al Cauca, al Cesar, a Nariño, a Sucre y al Huila, y a los que antes fueron territorios nacionales. Y eso que ni siquiera a todos éstos, porque el Casanare y el Meta nos sobrepasaron. ¿Qué disculpa irán a sacar los dirigentes deportivos de Caldas? ¿Qué pensarán de esta situación? Como decía Condorito, “exijo una explicación”.