27 de noviembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Diálogos Gobierno – Farc se reanudarán el próximo 5 de diciembre

30 de noviembre de 2012
30 de noviembre de 2012

De la Calle, en su balance de esta primera etapa, destacó los avances relacionados con la participación ciudadana y con el primer punto, el de Política de Desarrollo Rural, pactado en el Acuerdo General para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera, según informa la página de la Presidencia de la República en un comunicado.

Habló sobre el foro que organizará la Universidad Nacional de Colombia y la ONU los días 17, 18 y 19 de diciembre en Bogotá, y en el que participarán los ciudadanos para que envíen sus propuestas a la Mesa sobre el tema agrario.
«El Gobierno le da una especial importancia a la participación amplia y pluralista por medio de propuestas que enriquezcan la discusión de los puntos de la Agenda», dijo De la Calle desde La Habana. «Éste es un proceso moderno que aprovecha diversas herramientas que permite ese pluralismo que queremos en la participación», dijo.

Añadió que van a Bogotá a seguir trabajando para hacer consultas y analizar a fondo los temas que hay por delante. «Queremos un proceso con resultados y compromisos concretos en función de los dos grandes objetivos que tenemos por delante: la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera», dijo desde el hotel Palco, en la capital cubana, minutos antes de partir hacia Bogotá.

Intervención de Humberto de la Calle Lombana, Jefe de la Delegación del Gobierno Nacional para las conversaciones de paz

“Hemos finalizado un primer ciclo de conversaciones directas. Puedo decir, tal como se refleja en los comunicados conjuntos, que hemos avanzado dentro de lo previsto.

Iniciamos la discusión del primer punto de la Agenda pactada en el Acuerdo General para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera, punto que se denomina Política de desarrollo agrario integral, y además se pusieron en marcha los mecanismos de participación que se discutieron en la fase uno y están previstos en el punto sexto de dicho Acuerdo: me refiero al foro sobre el tema agrario a realizarse en Bogotá los días 17, 18 y 19 de diciembre, foro organizado por la Organización de Naciones Unidas en Colombia y la Universidad Nacional; Así mismo la Página Web y el formato físico, en papel, para la recepción de propuestas de la ciudadanía, de toda la ciudadanía, sobre los puntos de la agenda.

En la Página Web estarán a disposición todos los comunicados de la Mesa de Conversaciones, además en tres lenguas indígenas, Wayú, Cicuane y Embera, así como en lenguaje de símbolos para discapacitados auditivos.

El Gobierno le da una especial importancia a la participación amplia y pluralista por medio de propuestas que enriquezcan la discusión de los puntos de la Agenda. Este es un proceso moderno que aprovecha diversas herramientas que permiten precisamente ese pluralismo que queremos en la participación.
También dimos inicio al mecanismo propuesto de consulta directa a ciudadanos y expertos sobre el primer punto de la agenda, de conformidad con lo previsto en el Acuerdo.

Convinimos igualmente recibir las conclusiones de los foros organizados por las Comisiones de Paz del Congreso, que contaron con el apoyo también de la Oficina de Naciones Unidas en Colombia. Se trata de un importante esfuerzo del Congreso de la República, que valoramos altamente. Resaltamos la amplia participación y la agilidad de esta significativa iniciativa del Congreso de Colombia y recibiremos complacidos estas propuestas en la Mesa de Conversaciones.

Sobre estos temas de participación quiero resaltar lo siguiente: se trata de buscar que ciudadanos y organizaciones de todos los sectores puedan hacer propuestas relevantes y útiles para la discusión de la Agenda pactada en el Acuerdo General. Con estos insumos y las conversaciones directas que estamos teniendo, esperamos alcanzar acuerdos que lleven al fin del conflicto. Ni Gobierno ni Farc participarán en los foros, ya que se trata de un evento para que la sociedad haga propuestas.

Recordemos que el proceso está concebido en tres fases. La primera ya ocurrió, la fase exploratoria, que dio como resultado el Acuerdo General que el país conoce, en el cual se pactó la agenda de seis puntos a la que ya me referí.
Una segunda fase, en la que estamos ahora, para acordar, dentro de cada uno de los puntos de esa Agenda, los términos y condiciones del fin del conflicto. Esta es una etapa pública, aunque las conversaciones son reservadas y restringidas entre Gobierno y Farc, en presencia de los países garantes, Cuba y Noruega.

Como se ve, se trata de los asuntos claves y relevantes de la agenda, y sobre cada uno de ellos, mediante conversaciones directas y valorando las propuestas de personas y organizaciones de la sociedad, esperamos llegar a acuerdos concretos y definitivos.

Y cuando ello ocurra, se dará inicio a la tercera fase, que es la construcción de una paz estable y duradera en la cual las Farc, sin armas, pueden participar como un actor de la vida política nacional y en la construcción de la paz en el territorio. Esta construcción de la paz es una tarea colectiva, con participación de todos, sin armas. Aquí la discusión ya no solo será entre gobierno y Farc, sino que se requiere la participación de la sociedad en su conjunto.

Sabemos que tenemos enormes retos por delante. La responsabilidad es grande y así la asumimos. Ahora terminamos un ciclo de trabajo de once días e iniciaremos otro el próximo cinco de diciembre.

A Bogotá, vamos a seguir trabajando. A reunirnos, a hacer consultas, a analizar a fondo los temas que estamos abordando y los que tenemos por delante.

Ya lo he dicho y quiero repetirlo: Queremos un proceso con resultados y compromisos concretos en función de los dos grandes objetivos que tenemos por delante: la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera.

El Gobierno ha sido celoso y lo seguirá siendo en cuanto al compromiso de adelantar conversaciones reservadas. No trasladaremos las conversaciones de la Mesa a los micrófonos. Más que discursos queremos resultados concretos y ese es nuestro norte: avanzar dentro del marco del Acuerdo General y la discusión de la agenda pactada.

Cuando haya información relevante de estas conversaciones, la haremos pública de manera oportuna. Entretanto continuaremos trabajando con seriedad y eficacia.

Agradecemos vivamente a los países garantes Cuba y Noruega, por su apoyo y compromiso, al igual que a los acompañantes, Chile y Venezuela”.