15 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Crisis económica y xenofobia

30 de noviembre de 2012
30 de noviembre de 2012

victor zuluaga Pero bien vale la pena reflexionar sobre el fondo de la crisis y la manera como ella se manifiesta. Por estos días una joven de 16 años, ecuatoriana pero de origen afro, se suicidó debido al acoso y burlas permanentes a que era sometida en la institución en donde estudiaba. Está bien claro que es en  esos momentos de crisis económica en donde afloran los instintos más violentos en materia de xenofobia y los propicios también para que los movimientos de extrema derecha se puedan ver fortalecidos en la medida que pugnan por la expulsión o exterminio de quienes consideran los culpables de las crisis.
Tal como algunos españoles lo han dicho, es muy fácil plantear que la crisis económica se debe a los judíos; la delincuencia a los moros, los negros, los rumanos, los gitanos y los sudacas; el terrorismo a los vascos y a los moros; la depravación a los homosexuales y lesbianas. Así las cosas, la solución en bien simple: expulsión o exterminio. Pero ante todo este panorama de crisis y violación de los más elementales derechos humanos, resulta paradójico que el gobierno colombiano ablande las condiciones para que los extranjeros puedan llegar a ocupar un puesto de trabajo en la medida que los requisitos para la validación de sus títulos, se abrevia o se elimina.
Dicho de otra manera, mientras la entrada de “sudacas” a España cada vez se hace más difícil, para los españoles resulta más fácil tomar las de Villadiego y venirse a trabajar a Colombia. Ninguna correspondencia existe entre estas dos actitudes. Y resulta preocupante que una buena cantidad de jóvenes españoles entren a engrosar los movimientos neonazis racistas, pues debido a la desesperanza que los invade, recurren al fácil expediente de luchar por la expulsión o eliminación de los extranjeros, demostrando con ello que algo está fallando en los procesos educativos que no dan la suficiente importancia a los análisis de los fenómenos sociales y los desastres que producen las guerras y los movimientos racistas, tal como la historia se encarga de señalarlo. Viene circulando en Facebook la siguiente reflexión del indígena Kuna Abadio Green: Llegaron …ellos tenían la Biblia y nosotros la tierra…y nos dijeron: “cierren los ojos y recen”. Cerramos los ojos y cuando los abrimos, ellos tenían la tierra y nosotros la Biblia. Ni más ni menos.