8 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Concertación del salario mínimo: debate cordial a pesar de las diferencias

30 de noviembre de 2012
30 de noviembre de 2012

El presidente de la Central General de Trabajadores, CGT, Julio Roberto Gómez, confirma también que en las concertaciones reina la cordialidad y que las tensiones son propias de las discrepancias que existen entre las partes. A diferencia del ex ministro, quien dice que el Gobierno se sienta pensando en el impacto del alza en la economía del país; y del industrial, quien sostiene que ellos piensan en las ganancias y no en el salario, Gómez dice que al sentarse a concertar, ellos piensan en quienes devengan el mínimo.

Por su parte, el industrial Fabio Echeverri Correa, quien representó a los gremios durante 18 años en esta mesa, dice que no hay tal “levantarse de la mesa”, que guarda muy buenos recuerdos de todos los contradictores con los que se sentó a concertar y que cada parte lleva unos lineamientos porque quieren ganar más. Asegura que cuando no hay acuerdo, el Gobierno fija el salario mínimo por decreto y punto, pero que a pesar de eso el nunca vio grosería, maltrato, discusiones acaloradas o golpes en la mesa.

A pesar de las evidentes diferencias, no solo en las cifras sino en el pensamiento político, y en la perspectiva con la que tanto el Gobierno, como los gremios de la producción y el movimiento sindical, abordan el tema, el ex ministro de Trabajo del Gobierno de Belisario Betancur, Guillermo Alberto Gonzáles, afirma que el ambiente es muy cordial y siempre tuvo buenas relaciones con todas las partes. Sin embargo, sostiene que las tensiones y el acaloramiento son normales porque lo que se discute allí son posiciones diversas, y además, se da una lucha por demostrar quien es el más fuerte.

Lejos de lo que se pudiera pensar, la concertación del salario mínimo es una reunión cordial, donde hay camaradería y se discute de manera tranquila y decente. Los puños sobre la mesa, los gritos, la tensión e incluso las llamadas “levantadas de la mesa”, son un mito popular que se ha consolidado a partir de la información que cada año circula sobre este tema.
Concertación del salario mínimo: debate cordial a pesar de las diferencias