17 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Garzón también tiene cáncer de próstata

22 de octubre de 2012
22 de octubre de 2012

“Como Vicepresidente de la República de Colombia me permito informar a la población en general y a los honorables congresistas, que durante mi proceso de recuperación motriz al que actualmente estoy siendo sometido, uno de los médicos tratantes de la EPS Sanitas me ha informado que padezco un tumor microscópico canceroso no agresivo en la próstata, el cual, en ningún momento, sería causa de mi muerte”, señala el vicepresidente Garzón.

Además, asegura que las sesiones de radioterapia le serán practicadas en el Hospital San Ignacio, mediante 39 sesiones de radioterapia, por lo menos 5 veces a la semana

Este es el comunicado completo de la Vicepresidencia:

Comunicado de la Vicepresidencia de la República

Bogotá, 22 de octubre de 2012

Como Vicepresidente de la República de Colombia me permito informar a la población en general y a los honorables congresistas, que durante mi proceso de recuperación motriz al que actualmente estoy siendo sometido, uno de los médicos tratantes de la EPS Sanitas me ha informado que padezco un tumor microscópico canceroso no agresivo en la próstata, el cual, en ningún momento, sería causa de mi muerte.

El mismo médico tratante me ha recomendado que lo mejor en este caso es que me someta a la eliminación de dicho tumor mediante el sistema de radioterapia en el Hospital San Ignacio de la Universidad Javeriana. En ese sentido, he iniciado dicho tratamiento, que abarca 39 sesiones de radioterapia, por lo menos 5 veces a la semana.

Quiero manifestar que no nací en el poder ni siendo Vicepresidente y menos pretendo aferrarme a ellos. Lo que me ha estado pasando en materia de salud, junto con la cirugía a la que fue sometida mi esposa recientemente para extirparle un cáncer y un riñón, ha sido una etapa muy dura que me ha tocado vivir y que no se la deseo a ninguna persona ni a ninguno de mis contradictores políticos.

El próximo 29 de octubre cumplo 66 años y a esta altura de mi vida, insisto, no me puedo aferrar al cargo de Vicepresidente y menos enamorarme del mismo. En tal sentido, soy plenamente consciente que debo dejar en manos de la Constitución y de la ley todo lo relacionado con el presente y futuro del Vicepresidente de Colombia.

Como cualquier persona, no tengo la posibilidad de escoger cómo será mi situación en materia de salud, sencillamente confío y creo en el conocimiento de los médicos y en los avances de la tecnología. También se que cualquier persona está expuesta a enfermarse, más allá de los cargos que ocupa en el sector privado o público.