5 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

En fallo de única instancia, Procuraduría destituye a excongresista Alfonso Riaño Castillo

1 de octubre de 2012
1 de octubre de 2012

 

Señala el Ministerio Público que el sancionado ocupó una curul en la Cámara de Representantes gracias al apoyo que los paramilitares con dominio en el departamento de Santander le dieron a su campaña política, por cuanto desde antes de ejercer su cargo, el señor Riaño Castillo mantuvo relaciones con miembros de la organización ilegal y mantuvo este vínculo durante su permanencia en el Congreso.  

Está demostrado que el señor Alfonso Riaño Castillo y varios líderes paramilitares que integraban el Bloque Magdalena Medio sostuvieron “una relación personal motivada en los intereses particulares que cada uno de ellos perseguía, lo que se sustenta en los diversos encuentros y reuniones en los que participaron, así como la época y el contexto dentro de los que esas reuniones tuvieron lugar”.

Un exconcejal del municipio de Carmen de Chucurí (Santander) manifestó que conoció el proceso político adelantado por las AUC en el Magdalena Medio y entregó información sobre varias reuniones a las que asistió Riaño Castillo y en las que estuvo presente “Ernesto Báez”.

Concluye el Ministerio Público que “el disciplinado desplegó esa conducta conociendo plenamente el carácter ilícito de su comportamiento. Recibió favorecimientos económicos y electorales de una organización que delinque, cuyos cabecillas se encuentran recluidos por ese mismo motivo y sometidos a un proceso de negociación, comprometiéndose en contraprestación sus pretensiones, para lo que debía valerse de su investidura de congresista (…)”.

Contra esta determinación disciplinaria de única instancia procede el recurso de reposición.