8 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Un inventor de nuevo cuño

2 de septiembre de 2012
2 de septiembre de 2012

La aclaración que sirve de párrafo de entrada a esta columna resulta pertinente para demostrar que el ex ejecutivo  de Caracol, embarcado ahora en un proyecto radial auspiciado por el Grupo Santo Domingo, no ha inventado absolutamente nada en la radio que, según dice,  se propone revolucionar.

El experimento que apunta a tratar de arrebatarle el liderazgo a las cadenas sexagenarias que mandan la parada en el país se llamará Radio Blú (buscando que se parezca, al menos en el nombre, a La W, la exitosa red de Julio Sánchez Cristo) y  saldrá al aire, con muchos bombos y platillos, el jueves 6 de septiembre,  a través de la emisora bogotana Melodía FM, tomada en arriendo por cinco años al ex senador cundinamarqués Efraím Páez Espitia.

Una gran parte del personal de planta enganchado para el retorno a la radio de los herederos de Don Julio Mario pertenece originalmente a la nómina del Canal Caracol, que curiosamente nada tiene que ver con Caracol Radio, solvente cadena que el industrial barranquillero vendió a los españoles del Grupo ”Prisa”, dueños en la península ibérica de la prestigiosa Cadena SER.

La única novedad que se advierte en el plantel es la presencia en el equipo que irá al aire de 5 de la madrugada a las 12 del día del general en retiro Oscar Naranjo, quien espera para decidir su rumbo futuro que las autoridades aztecas digan finalmente quién es el nuevo presidente electo de México.

El manejo del proyecto, en la parte radial, está a cargo del megalómano  periodista bogotano Nestor Morales, quien dirigió hasta hace poco “Hora 20”, y en la logística actúa el caldense Gallego, quien en Manizales compartió apodo, en el pasado, con Alberto Loaiza, el dueño de “El Cortijo”, bar que estaba en los bajos del añorado Café “El Polo”, y de “Los Arrayanes” del Paseo del Centenario, cerca a la Plaza de Toros.

“El Campanario” de Tomás Nieto se ocupó así de la supuesta “revolución” en la radio colombiana:

“Deben estar empacando maletas en distintos países los más avezados radiodifusores del mundo para venir a presenciar en Bogotá, el 6 de septiembre, el nacimiento de una ‘nueva’ forma de hacer radio: la que se ‘inventaron’ Carlos Arturo Gallego y Nestor Morales.

Nunca, que se sepa, se había hecho tanta alharaca sobre la salida, al aire, de una emisora que va a ‘estrenar’ una programación calcada de la que tienen todas las cadenas tradicionales. Es lo que el oyente del común llama “la misma perra con distinta guasca”.

Estarán muertos de la risa, esperando el ‘histórico parto hertziano’,  directores de la radio tan reconocidos y experimentados como Antonio Pardo, Hernán Peláez, Julio Sánchez, Yamid Amat, Alfonso Castellanos, Juan Gossain, Eucario Bermúdez y Edgar Artunduaga.

El vicepresidente de la división de radio del Canal Caracol, Carlos Arturo Gallego, quien llegó a esta industria cuando ya todo estaba inventado, dijo entre otras ñoñerías –al hacer la presentación del personal que en adelante combinará en el mismo edificio televisión y radio—que “para nosotros no existen los noticieros o los informativos, porque son palabras del siglo pasado, y por eso preferimos decir: voces y sonidos de Colombia y el mundo”. ¡Qué tontería!

La apostilla: En los círculos periodísticos capitalinos no se habla de la POTENCIA que tendrá, en materia de kilovatios, la “Blú” del binomio Morales y Gallego sino de la PREPOTENCIA de sus orientadores.