6 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Recolectores de café que quejan por la «poca paga» en la cosecha

2 de septiembre de 2012
2 de septiembre de 2012

Las proyecciones de los comités municipales de cafeteros y de las alcaldías consideran que el enganche no será un proceso fácil debido a que se mantiene el pago de 250 pesos por kilo de café recolectado, cifra igual a las de años anteriores. Un campesino experto reune, en promedio, entre 10.000 y 12.000 pesos diarios, además de comida y lugar para dormir en las propias fincas.

El alcalde del municipio de Chinchiná, Jair Antonio Tabares, segunda población productora de café en Colombia, explicó que debido a la reducción en la producción, a los problemas fitosanitarios por los cambios climáticos y a la baja en los precios no es alentador el panorama laboral para los recolectores, quienes en su mayoría provienen de regiones del sur del país en especial Nariño, Cauca, Tolima, Huila, Putumayo y Caquetá.

Dijo el mandatario que en esa localidad se esperan cerca de 20 mil, quienes se ubicaran en fincas, además de otros que se desplazaran a Palestina, Manizales, Villamaría y Neira. Hay también un operativo especial de control y vigilancia que incluye a 2.000 integrantes de la Policía y el Ejército.

El directivo del Comité de Cafeteros de Caldas, Marcelo Salazar, explicó que la cosecha será dispersa por zonas y épocas, lo que afectará el enganche, además de la negativa de los campesinos jóvenes de participar en la recolección debido a que es un trabajo difícil por la topografía de la región y los salarios.

El gerente general de la Federación Nacional de Cafeteros, Luis Genaro Muñoz, dijo que está garantizada la compra de la cosecha que tiene un costo de 4 billones de pesos y que incluye la producción de entre seis y siete millones de sacos de café. En la cosecha del segundo semestre generalmente se recoge el 70 por ciento del café que produce el país.

El presidente de la república, Juan Manuel Santos, señaló que el futuro del café en Colombia está en los cafés especiales

Debido a la crisis cafetera de los últimos años y a los bajos precios del café tradicional, el mandatario de los colombianos sin perder el optimismo ante la cosecha del segundo semestre que se avecina, invitó a los caficultores a que le apuesten más a los cafés especiales, ya que estos tienen un gran valor en los mercados internacionales.

“Tenemos que irnos trasladando hacia los cafés especiales, porque se venden a mejores precio en los mercados del exterior, además en ese tipo de café está el futuro del grano en Colombia”, expresó el presidente Santos.

En el caso particular del Quindío, el jefe de estado se comprometió a entregar cinco millones de plantas de café para sembrarlas, con el ánimo de que la producción aumente a un corto o mediano plazo.