6 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

«Estoy completamente seguro que el aborto no es un delito»: Roy Barreras

22 de septiembre de 2012
22 de septiembre de 2012

BOGOTA, 22 de Septiembre (RAM). El presidente del Senado, Roy Barreras Montealegre, sorprendió este viernes con una polémica declaración alrededor de la despenalización definitiva del aborto en Colombia.


“Como médico entiendo claramente la diferencia entre las primeras etapas embrionarias y luego las etapas de gestación fetales. No tengo duda alguna de que la interrupción del embarazo no es un delito”, señaló.

Por eso, el senador consideró que “la mujer debe tener derecho a decidir ojalá acompañada de una pareja responsable y no de hombres que las abandonan en ese momento difícil”.

“El delito de aborto que está hoy en el Código Penal no solamente es anticuado e injusto para muchas mujeres sino absolutamente improbable”, indicó.

Barreras explicó que en la práctica ninguna autoridad podría comprobar que se realizó un aborto ilegal, salvo que confesara la propia paciente y quiera irse a la cárcel porque “actualmente hay abortos que se producen de manera espontánea y patológica, y hacer el diagnóstico es imposible para la justicia”.

Sobre el tema, vale la pena recordar que el senador hundió el proyecto de ley que pretendía volver a penalizar el aborto en sus tres excepciones: cuando está en riesgo la vida y salud de las mujeres, cuando existe malformación fetal incompatible con la vida extrauterina y cuando el embarazo ha sido producto de violación.

¿En Colombia se estaría jugando a Dios?

Al ser preguntado sobre la posibilidad de que en Colombia se dé espacios a ‘jugar a Dios’ al permitir la interrupción del embarazo a cualquier mujer, Barreras dijo que “cuando las sociedades se organizan tienen que determinar a quién meten a la cárcel y a quién no, y quién tiene derecho y quién no”.

“En Colombia todos los ciudadanos tienen derechos que debe ser protegidos por la Constitución. La pregunta científica y no religiosa es en qué momento hay un ser humano porque si pensamos en jugar a Dios es un tema netamente religioso”, manifestó.

Y agregó: “Yo soy un hombre creyente pero hay millones de colombianos que tienen otras creencias religiosas que debemos respetar”.