13 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Orlando Sierra no tenía enemigos, sino contradictores

19 de septiembre de 2012
19 de septiembre de 2012

El profesor Leyva quien reiteradamente reconoció ser amigo cercano y compañero de tertulias de Sierra, rindió ayer testimonio, citado por el Fiscal 9 de Derechos Humanos, ante el juez penal del circuito especializado de Pereira, donde se lleva a cabo la audiencia de juzgamiento contra el expresidente de la Asamblea de Caldas, Ferney Tapasco González, por su presunta participación como determinador de ese homicidio.

Leyva absolvió varios interrogantes tendientes a determinar quienes estarían interesados en acabar con la vida del columnista. En sus respuestas, el profesor reconoció en Sierra a una persona aferrada a sus principios, crítico, mordaz y contundente en sus posiciones, hasta el punto de afirmar que sus escritos dieron en el blanco de muchas personas e instituciones a las que se les cuestionaba por su indebido proceder.

Igualmente dijo que a pesar de su amistad y confianza, Sierra no le precisó con detalle quién o quienes lo tenían amenazado, además porque él no les prestaba atención ya que siempre manifestó tranquilidad de que nunca le iba a ocurrir algo.

Otro de los que atestiguó fue el exsecretario de cultura de Caldas Carlos Arboleda González, también persona cercana a Sierra con quien mantenía en permanente en contacto en razones a la afinidad por sus labores literarias.

Inclusive manifestó que sirvió de mediador para que el periodista y el exdiputado Ferney Tapasco limaran sus asperezas. Ese acercamiento se llevó a cabo en la casa de Arboleda en donde compartieron comida y bebidas en una amena charla. Además Sierra en otra ocasión también estuvo en la residencia de Tapasco, a pesar de ser su contradictor.

Sobre posibles amenazas, Arboleda González aseguró, que por su talante, si Sierra hubiera conocido quien lo intimidaba, de seguro habría dicho su nombre en la columna que escribía en La Patria.