14 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La aviación en el Eje Cafetero

28 de septiembre de 2012
28 de septiembre de 2012

gustavo paezBajo el punto de vista financiero, los vuelos a Manizales y Armenia no son atractivos para la empresa, y en cambio continuará volando a Pereira, cuyo aeropuerto queda cerca a las otras capitales. Las ciudades excluidas seguirán siendo atendidas por otras empresas, entre ellas Avianca. La posición de LAN toca un nervio regional que es el de la emulación que ha existido en los tres departamentos.

Desde la desmembración del antiguo Caldas, los tres han tenido sus organismos propios, lo cual significa independencia administrativa, que fue lo que se buscó desde que el Quindío, en primer lugar, logró su separación, seguido al poco tiempo por Risaralda. Ninguna de estas zonas quiere ser inferior a las otras.

El sentimiento regional, que en este caso es muy sensible, no puede subestimarse. Esto ha debido tomarlo en cuenta LAN cuando adoptó su decisión, para medir los efectos más allá del simple juego de las cifras. Los vínculos comerciales con un país o con una región demandan al mismo tiempo el análisis de la idiosincrasia local. La región, conformada por tres departamentos de parecida identidad, y conocida como el Eje Cafetero, posee sin embargo características diferentes en sus maneras de ser.

Hoy los tres departamentos se han dado a la tarea de examinar sus propias condiciones, llámense ventajas o falencias, frente a la decisión de LAN. Los juicios que han planteado sus dirigentes y medios de comunicación son constructivos dentro de las miras de desarrollo de cada una de estas regiones. Como consecuencia, se observa que las tres capitales buscan mejorar sus aeropuertos.

Pereira expone la necesidad de modernizar la terminal de Matecaña para convertirse en la verdadera central de toda la zona. Sobre esto habría que anotar que el terreno  no admite más ampliación, y que el hecho de estar ubicado en sitio céntrico de la ciudad, significa un inconveniente. En Manizales, La Nubia dispone, igualmente, de poco terreno para ampliarse y tiene que afrontar problemas meteorológicos que causan la frecuente cancelación de vuelos. El Edén de Armenia es el que cuenta con mayor facilidad atmosférica y con la posibilidad de aumentar su campo de aterrizaje.      

Avanza, entre tanto, la construcción del aeródromo de Palestina, en Caldas, para el que ya se ha escogido el nombre de Aeropuerto Internacional del Café, o Aerocafé, que quedaría a 35 minutos de Manizales y a una distancia similar de Pereira. Es una obra ambiciosa, para la que se contempla una pista inicial de 2.400 metros. A Manizales le remediaría sus dificultades actuales. Quedarían por verse los beneficios reales para el resto del Eje Cafetero.

Armando Rodríguez Jaramillo, un ejecutivo y periodista de Armenia preocupado por el progreso de su comarca, me dice que la discusión no solo debe girar sobre los aeropuertos, sino comprender el impulso de las vías terrestres y la recuperación del ferrocarril. Al tocar el nervio de los intereses regionales, LAN ha puesto sobre el tapete la atención que deben dispensar políticos, gobernantes y empresarios a las necesidades comunes. Luchando por el regionalismo, se conseguirá mayor avance de toda la zona. ¡Bienvenidos al futuro!, como dijo el presidente Gaviria al asumir su cargo.

Bogotá,21-09-2012.

[email protected].