14 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

¿Víctimas del sistema criminal: UPAC/UVR, en mesa de negociación?

27 de septiembre de 2012

uriel ortizEl desalojo despiadado de familias,- muchas veces con menores de edad, ancianos, enfermos y madres embarazadas-, por procesos hipotecarios de vivienda: UPAC/UVR, se está convirtiendo en un grave conflicto social, y bomba de tiempo, que si el Gobierno no logra solucionar o desactivar, antes o dentro del Proceso de Paz que se inicia, muy seguramente estallará con consecuencias de extrema gravedad.   
Hasta cuándo tendremos que soportar episodios desgarradores de humiles familias aferradas a sus viviendas o encadenadas a las mismas, enfrentándose a la Fuerza Pública, para impedir el lanzamiento de su único bien inmueble conseguido con  ahorros de toda su vida, pero, que por el atraso de unas pocas cuotas, el sistema financiero criminal e indolente con la complacencia del Gobierno, les montaron un proceso judicial para lanzarlos sin ninguna consideración a la calle.
Lo más grave, es, que muchas de estas órdenes judiciales, son producto de: “Los Carteles de Remate de Vivienda”, conformados por una horda de abogados, jueces y magistrados corruptos, que en contubernio con bancos y corporaciones, se hacen los de la vista gorda, al continuar con los procesos, así el demandado proponga medios de pago satisfactorios para estabilizar los créditos, y  librar sus viviendas para asegurar un futuro tranquilo a sus familias.
El Gobierno al permitir semejantes atropellos, está cometiendo la más clara violación a los Derecho Humanos, y principios Constitucionales, veamos:
El artículo 42 de la Constitución Política expresa que: “La familia es el núcleo vital de la sociedad” luego debe tener plena protección del Estado para solucionar sus más elementales necesidades. Con esta actitud indolente, lo que está haciendo es, desintegrarlo,  y perturbar la unidad familiar, acrecentando sus graves problemas.
El artículo 51, señala muy claramente que: “todos los Colombianos tienen derecho a una vivienda digna”. Sin embargo, estos dos ordenamientos Constitucionales citados, son  permanentemente desatendidos, pisoteados y violados, para los casos de las víctimas  de vivienda del Sistema criminal financiero UPAC/UVR.
La bandera de la paz, debe enarbolarse en todas las instancias de la vida Nacional. No podemos permitir que mientras a un millón de familias se les estén vulnerando Derechos Fundamentales, los negociadores ignoren semejante drama Nacional. Si no logra incluirse tema tan delicado dentro del cronograma del Proceso de Paz, muy seguramente será un eslabón que empezará a incubar una nueva encrucijada social.
El problema de las víctimas de vivienda del Sistema criminal Financiero, es más grave de lo que el Gobierno cree, en todo el País se están llevando procesos amañados, que no corresponden a la verdad jurídica, ni a la real liquidación de Sistema UPAC/UVR. La Sentencia que dictó la Honorable Corte Suprema de Justicia, ordenando la reliquidación de los créditos hipotecarios, obligando a bancos y corporaciones, a no excederse en sus pretensiones, y a los Jueces de la República a fallar  en Derecho,- con algunas excepciones-, no ha tenido cumplimiento.
Valdría la pena que la Procuraduría y la Fiscalía General de la Nación, nombrarán sendas comisiones para revisar cada uno de estos procesos y decisiones judiciales: los que se han ejecutado, y los que están en curso; estoy absolutamente seguro, que se llevarán grandes sorpresas, serán muchos los procesos que podrían reivindicarse a favor de las familias desalojadas o a punto de serlo.   
Considero también que una solución clara a esta problemática social, sería que el Gobierno, – así las viviendas hubiesen sido rematadas, o si lo fueron injustificadamente, debe resarcir los daños y perjuicios causados a las familias afectadas-, para que en el caso de procesos pendientes decrete una amnistía. De no surtir efecto, ninguna de estas alternativas, permitir que se nombre un negociador que los represente en la mesa de diálogo para el proceso de Paz, puesto que,  que este es un problema de alto impacto social, y llegó la hora de buscarle solución. Según lo manifestaron las víctimas en reciente asamblea, están dispuestos a ir hasta las últimas consecuencias moviendo todas las instancias Nacionales e Internacionales, donde muy seguramente el Gobierno no va a salir bien librado.
De otra parte, es tema sumamente peligroso para el proceso de paz, puesto que, los negociadores de la guerrilla, no despreciarían tan apetitoso plato de injusticia social, para congraciarse con buen número de compatriotas, y cobrárselas al Sistema Financiero que tanto detestan. Lo ideal sería que se propusieran fórmulas efectivas que alivien la angustia de un millón de familias que han perdido o están a punto de perder sus viviendas, todo por culpa del criminal sistema financiero UPAC/UVR, con la complacencia del Gobierno Nacional.

[email protected]