9 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Hijos de Jairo Varela se disputan bienes con su última esposa, una exreina

3 de septiembre de 2012
3 de septiembre de 2012

Los bienes y los derechos de la obra musical del maestro Jairo Varela, estimados en varios millones de dólares, han marcado el comienzo de una disputa entre su última esposa, la exreina de belleza Damaris de Diego, y los cinco hijos del artista, quienes reclaman una repartición equitativa de la herencia que dejó su padre.

Su hija mayor, Yanila Esther Varela Calderón, fue una de las primeras en advertir la necesidad de hacer los trámites legales. Ella vive en Estados Unidos y es la gerente de Niche Business Enterprise de Miami, compañía que representa desde hace varios años los intereses de la agrupación en ese país.

La idea le fue transmitida de inmediato a su hermano Juan Miguel Varela Saavedra, el único varón de los hijos del músico y quien desde su adolescencia acompañaba a su padre a las presentaciones. Por eso, hace varios años asumió como mánager de la agrupación musical. El asunto legal también les fue comunicado a sus tres hermanas menores, María Alice Varela Fossi, Cristina Yaheth Varela Bonilla y las estudiantes Cristina Yaneth Varela Bonilla y María Camila Varela Wallis.

Desde que se casó el 11 de marzo de 1972 con la bogotana Luz Mary Calderón Amaya en la parroquia San Gabriel Arcángel de la capital de la República, el talentoso Varela comenzó a formar varias familias. Fue padre de cinco hijos con cinco mujeres distintas. Primero fue Yanila Esther, quien nació el 25 de septiembre de 1972. Después apareció en su vida la caleña Mariela Saavedra y de esa unión nació Juan Miguel, el 2 noviembre de 1984.

Jairo Varela se fijó en Damaris de Diego, una exuberante morena nacida en 1975, que fue elegida señorita Chocó en 1994 y en noviembre fue coronada como tercera princesa en el Concurso Nacional de la Belleza en Cartagena y empezó a marcar la senda ganadora de mujeres negras en el principal reinado del país.

Hoy a sus 37 años, Damaris de Diego, además de reina es recordada como una voleibolista y modelo destacada. En la época en que los calendarios de modelos eran la sensación hizo toldo aparte y modeló, diseño y produjo su propio calendario, Pacífico Exótico, una irreverente manera de mostrar la belleza negra, estigmatizada en esos años

Amigos e incluso familiares del fallecido artista reconocen que Damaris cambió la vida de Varela y lo ayudó a dejar su adicción al cigarrillo, que le causó un infarto en 2007, y otros malos hábitos de salud. También se afirma que fue importante a la hora de organizar sus actividades musicales, realización de eventos y representación de artistas.

Cinco mujeres con cuatro hijas y un hijo que ya empezaron a mirar de reojo y a enviarle un mensaje a la compañera que durante los últimos años compartió con Varela sus exitosas faenas musicales. Un asunto que tendrá que dirimir la justicia. En suma, se trata de repartir sus propiedades en Cali, manejar el legado cultural del maestro, sus composiciones y las regalías que producen sus canciones.