5 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Carlos Uriel Naranjo, un político con estrella

6 de septiembre de 2012
6 de septiembre de 2012

carlos uriel naranjo
Carlos Uriel Naranjo

Naranjo es una de esas personas que nacieron con estrella. Abogado nacido en Aranzazu, es un contemplado del senador Luis Emilio Sierra que lo ha paseado por casi todos los cargos. Primero lo colocó en una envidiable chanfaina de la Contraloría General en Manizales. De allí lo sacó en licencia y lo hizo nombrar secretario de Gobierno de la capital caldense. Como se aburrió desempeñando esta posición, regresó a la Contraloría. En las elecciones de 2010 hizo parte de las listas de Salvación Nacional para cámara de represetantes. No salió. Como no podía quedarse sin la «teta», Sierra lo hizo nombrar Procurador Judicial en Risaralda. Ahora se dispone a ocupar la curul que deja su copartidario, Jorge Hernán Mesa, caído en desgracia. Definitivamente, hay gente que nace con estrella.

Sierra, el político de moda

Con Naranjo en la Cámara, el senador Luis Emilio Sierra fortalece su poder en Caldas. El alcalde, Jorge Eduardo Rojas, es de su grupo que además cuenta con una representante a la cámara, Juana Carolina Londoño. Dicen que en el municipio de Manizales no se mueve paja sin su guiño. Sierra también se mueve como pez en el agua en las altas esferas del Estado. Hoy es el político de moda en Caldas.

«Poco cuenta para el gobierno»

El codirector del Partido Conservador, Omar Yepes Alzate, dijo que su colectividad “poco cuenta para el gobierno. Si le dan unos puestos y algunos ministerios, es para silenciarlo y pretender llevarlo de simple papel de comodín. Urge una presencia altiva del conservatismo al servicio del país”.

La ausencia del Congreso

El senador Luis Emilio Sierra Grajales se quejó por la ausencia del Congreso de la República en la mesa de diálogo gobierno-Farc. “El legislativo no puede quedar como simple notario de lo que decidan en la mesa de las conversaciones y convertir a los negociadores en supralegisladores”, advirtió Sierra y recordó que lo pactado entre los dos bandos deberá pasar por el Senado y la Cámara de Representantes. TNN.

«Repatriado» Luis Carlos Villegas

El presidente de la Andi, Luis Carlos Villegas, está comprometido en una ofensiva para rescatar a Salamina, la tierra de sus mayores, de la situación de estancamiento que padece. Antes de todo, es oportuno informar a nuestros lectores que Villegas compró en Salamina la casa que ocupó toda su vida su tío abuelo Daniel Echeverri, una hermosa propiedad de arquitectura española. Allí pasa esporádicamente temporadas de descanso. La alcaldesa de la Ciudad Luz, Constanza Duque, logró el milagro de «repatriar» a Villegas. Aunque es un hombre de abrumantes ocupaciones, suele hurtarle un campito a su congestionada agenda para llamar al ministro para hacerle una invitación a visitar la ciudad. O para marcarle al gerente de un instituto descentralizado que puede ayudarle con dinero al municipio. Para fortuna de Salamina, Villegas tiene línea directa no sólo con los empresarios más importantes del país sino con la Casa de Nariño. En el fondo, lo que se pretende es que Salamina, tal vez el municipio más importante que tuvo Caldas en los comienzos del siglo XX, vuelva por sus fueros. Está en todo su derecho. La arquitectura que posee, es una fantasía. Su gente, es única.

La crónica política nacional

Juan Carlos Martínez

Santos no ha cumplido sus promesas

La noche del martes senadores de la Costa Caribe se reunieron en la residencia de Armando Benedetti, junior, para, junto con los de la cámara de Representantes que se darán cita la semana próxima en el mismo lugar, encarar al Presidente Juan Manuel Santos porque las promesas de sacar de la pobreza la región, no las cumplió. “El sur del Atlántico sigue inundado”, dijo a [email protected] el veterano Roberto Gerlein.

Y agregó, “nos reunimos en la casa de Armando pero no joda esa vaina casi termina en zambra porque el whisky llegó como a las dos horas”.   

A propósito de Benedetti, no ha caído nada bien al interior de la poderosa bancada de la ‘U’ pretender aspirar a compartir la presidencia del partido.

Esta página digital fue testigo de la reunión de bancada en el Hotel de La Opera cerca del Capitolio Nacional el medio día del pasado 29 de agosto que cuando se planteo el reemplazo del senador Juan Lozano, compartir la presidencia entre Benedetti y Plinio Olano, los senadores la rechazaron y optaron mayoritariamente por elegir a este último pese a la insistencia de Benedetti de copresidir.       

Ni lo uno ni lo otro

Quizá el nombre y el apellido Braulio Herrera e Iván Márquez signifique para los colombianos recientes un cantante español de baladas, por cierto muy bonitas, o un exitoso escritor ganador de un premio Nobel de Literatura.

No. Ni lo uno ni lo otro. Son dos guerrilleros de las Farc que en el Congreso de la República 1986-1990, fueron elegidos Representantes a la Cámara por la Unión Patriótica.

El periodista [email protected] los conoció sentados en el Salón Elíptico del Capitolio Nacional votando proyectos de Ley al lado de los representantes Horacio Serpa Uribe, Aurelio Iragorri Hormaza, Jesús Ignacio García, Rodolfo González, José Luis Mendoza, Miguel Pinedo, Alegría Fonseca, Álvaro Uribe Rueda, John Agudelo Villa, Jairo Ortega (Pablo Escobar Gaviria había sido expulsado), Julio Bahamón Vanegas, Emilio Lébolo Castellanos, Joaquín Franco Burgos,  y otros tantos ilustres ‘padres de la patria’ de los años 80.

¡Sí! Braulio Herrera e Iván Márquez fueron congresistas pero no alcanzaron a terminar periodo porque regresaron a la selva, a las Farc.

Tiempo después se supo que alias Herrera fue fusilado por sus propios compañeros y Márquez, hoy integra el secretariado de ésta guerrilla.

¿Cómo se sentiría un congresista Siglo XXI compartiendo curul en una comisión o plenaria con el senador Timochenko si la paz de Colombia conlleva elegirlo en las urnas? Preguntó el miércoles [email protected] a senadores y representantes a la Cámara.

Augusto Posada (Presidente de la Cámara de Representantes): “Me siento bien con mis compañeros actuales que son hombres de paz y me sentiría contento con cualquier colombiano que tenga voluntad desde su corazón de construir paz, progreso y tranquilidad para todos los colombianos”. [email protected] ¿se tomaría un tinto con Timochenko? AP: “Si la legislación colombiana permite que algún guerrillero alzado en armas llegue al Congreso de la República con una verdaderas voluntad de paz, pues créame que no solamente me tomaría un tinto sino que le daría la mano y lo invitaría a que construyéramos una mejor Colombia”. Parmenio Cuellar: “Ellos también tienen algo que aportarle a la democracia colombiana. Que ayuden a reconstruir la democracia. Tenemos que partir de un presupuesto: nuestra democracia formal es muy imperfecta”. Carlos Alberto Zuluaga: “No me choca que ellos hagan parte de un proceso de paz y que se integren a los procesos democráticos de nuestro país siempre y cuando que las Farc manden mensajes sinceros de paz o sea que yo frente a eso, no tengo ningún problema”. Juan Manuel Galán: “Eso es muy prematuro hablar de ese tipo de cosas cuando apenas está instalándose la mesa de negociación y en el punto de partida del proceso”. Telésforo Pedraza: “Cuando se den los hechos podemos decirlo. Lo que por ahora digo es que estoy totalmente de acuerdo con este esfuerzo del presidente Santos para conseguir la paz”. Juan Carlos Vélez Uribe: “No me sentiría cómodo ni con un representante de los paramilitares ni con un representante de los guerrilleros de las Farc. Los responsables de delitos de lesa humanidad el único sitio al que deben acudir no es al congreso sino a la cárcel”. “Iván Cepeda: “En este proceso no es bueno especular. Hay que hablar de lo que está ocurriendo. Hay que cuidar este proceso haciendo gala de prudencia. Es importante que todos los sectores lleguen a la vida civil”. Jesús Ignacio García: “Iván Márquez fue compañero en la Cámara  1986-1990 y se desempeñó como un buen parlamentario y yo creo que para abrir caminos de entendimiento de paz, hay que ser tolerantes, perdonar, llamar a la reconciliación y abrir espacios políticos para que en lugar de estar echando bala en el monte vengan a presentar proyectos de Ley y a pronunciar discursos en el Congreso de la República”. Jorge Enrique Robledo: “Esperemos a ver cómo avanza el proceso. No se puede discutir lo que va a pasar si no vamos viendo cómo va pasando”. Plinio Olano: “Si esa fuese una condición (curules Timochenko y Márquez en el Congreso) para conseguir la paz de todos los colombianos, no tendría ningún inconveniente”.

AP: Augusto Posada