8 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Cae poderoso arsenal con destino a las “oficinas de cobro” que delinquen en el Norte del Valle

15 de septiembre de 2012
15 de septiembre de 2012

Se trata de 103 fusiles, cinco subametralladoras, 70 pistolas, 9 revólveres, 87 granadas (25 de ellas para mortero), 281 proveedores y más de 20.000 cartuchos de munición de diferentes calibres, encontrados al interior de un vehículo abandonado en un paraje de la vía que comunica a los municipios de Montenegro y Quimbaya, en el departamento del Quindío.

El arsenal, al que se suma un mortero, era transportado en una camioneta, la cual fue inspeccionada en la vereda La Carmelita de Montenegro, donde personal de la DIJIN aseguró el perímetro y procedió al descargue y conteo del armamento.

Según la investigación apoyada por la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos (DEA), este arsenal fue adquirido e importado por integrantes de “Los Rastrojos”, quienes posterior a la entrega de Javier Antonio Calle Serna, el mayor de “Los Comba”, optaron por conformar “oficinas de cobro” con presencia en el Norte del Valle, para mediante el asesinato selectivo y la extorsión, ganar terreno y consolidar espacios expeditos para el narcomenudeo en esa zona.

Las armas, procedentes de China, Corea del Norte, Alemania Oriental, Bulgaria y Bélgica, fueron trasladadas a Bogotá bajo custodia de la DIJIN, mientras un grupo especial de investigadores se desplazó desde la capital de la República para apoyar las estrategias de prevención del homicidio en varias localidades como la misma Tuluá y Palmira, entre otras.