16 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Debate a la Ciencia y Tecnología en Colombia

23 de agosto de 2012
23 de agosto de 2012

Con este argumento el senador Manuel Enríquez Rosero (partido de la U) presentó una proposición para adelanta un debate de control político al alto Gobierno colombiano en torno a la situación de la Ciencia y la Tecnología.
“El país experimenta en sus cuatro puntos cardinales una reconversión de su aparato productivo, una nueva dinámica de  la relación región-nación y una apuesta a la modernización de su economía, a través de la firma de Tratados de Libre Comercio, con el propósito de ampliar su la oferta de sus bienes y servicios al mundo”, sostuvo.

A la citación del legislador nariñense, se sumaron sus colegas del partido de la U, Juan Lozano, Carlos Enrique Soto  y Jaime Alonso Zuluaga quienes advirtieron que la Ciencia y Tecnología no solo se convierte indispensable sino inaplazable, en el propósito del Gobierno de elevar la calidad de vida de los 44 millones de colombianos; a partir de sus recursos humanos y naturales.

“Como Senadores de la República y parafraseando al físico Albert Einstein, estamos convencidos  que la economía del futuro estará basada en el conocimiento, tanto para tomar decisiones como para concebir nuevos productos y servicios con valor agregado”, precisaron.

El senador Manuel Enríquez Rosero recordó que al recorrer “Colombia desde Nariño hasta la Guajira y desde el Amazonas hasta las Islas de San Andrés y Providencia  hemos encontrado que los jóvenes están angustiados por qué no ven futuro no solo en materia de empleo sino en un área tan clave y fundamental para el país como la Investigación en Ciencia y Tecnología.”

“A este escenario, se suman 1.400 investigadores y científicos que demandan una política de Estado en el fortalecimiento de Colciencias, como fórmula para salvaguardar la institucionalidad propia del sector”.

Precisamente, informe publicado por el diario El Nuevo Herald,  presentó el Ranking Global de Innovación 2012, elaborado conjuntamente por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual de las Naciones Unidas (OMPI), y la escuela de negocios INSEAD,  en este estudio los países latinoamericanos se ubican de mitad para abajo; El periodista Andrés Oppenheimer no se equivoca al mencionar palabras textuales “Lo que sí resulta sorprendente —y deprimente— es que, con pocas excepciones, ni siquiera integran el subgrupo de los que están “aprendiendo a innovar”.

En el informe se da a conocer que del Ranking de 141 países, ningún país latinoamericano, con la excepción de Chile, figura entre los 50 líderes mundiales en innovación. Ubicados así en  su orden:

–       Chile está a la cabeza de los países latinoamericanos en el puesto 39

–       Brasil  puesto (59),

–       Colombia puesto (65),

–       Uruguay puesto (67),

–       Argentina puesto (70),

–       Perú puesto (75),

–       Guyana puesto (77),

–       México puesto (79),

–       Paraguay puesto (84),

–       Panamá puesto (87),

–       El Salvador puesto (93),

–       Ecuador puesto (98),

–       Guatemala puesto (99),

–       Nicaragua puesto (105),

–       Honduras puesto (111),

–       Bolivia puesto (114)
Venezuela puesto (118).