9 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Se gesta paro en la policía nacional

30 de julio de 2012
30 de julio de 2012

Aunque el director de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino, aseguró que se trata de un rumor y que los miembros de la institución están comprometidos con el bienestar de los colombianos, en el Congreso hay preocupación por lo que podría pasar en caso de que la amenaza se concrete.

El senador liberal Juan Manuel Galán, convocó para este martes en la Comisión I a un debate de control político, al que fueron citados los ministros de Defensa, Juan Carlos Pinzón, y Hacienda, Juan Carlos Echeverry, y el director de la Policía Nacional, José Roberto León.

El miércoles pasado el senador del Polo Democrático, Camilo Romero, intentó convocar a un debate similar por parte de la Comisión II, pero la iniciativa no prosperó. “Quienes votaron en contra (Carlos Fernando Motoa, Édgar Alfonso Gómez, Carlos Emiro Barriga y Guillermo García) dijeron que no es el momento para debatir estos temas porque la situación del país no es la mejor. “Pero precisamente por eso hay que analizar qué pasaría si salen a paro, porque este es un momento coyuntural”.

El problema no es nuevo
El malestar de los miembros del nivel ejecutivo creado en 1995 para reemplazar el cuerpo de suboficiales, no es nuevo ni tampoco la iniciativa de un paro.

En julio de 2007 se envió una carta abierta al presidente Álvaro Uribe en la que se reclamó por las diferencias en la asignación de primas, subsidios de la caja de vivienda, sistema de ascensos, entre otros, y se habló de una protesta de los uniformados y se pidió el apoyo a la comunidad.

Pero la historia puede ir más atrás, porque el exrepresentante a la Cámara Manuel Ramiro Velásquez, señala que con la Ley 4 de 1992 que fijó el régimen salarial y prestacional de los empleados públicos, de los miembros del Congreso y de la Fuerza Pública, comenzaron los problemas del Ministerio de Defensa para cumplir estos requerimientos.

“Los gobiernos y ministros de Defensa desde esa época han tratado de ponerse al día con las obligaciones, pero no han tenido los recursos. En el Congreso con Luis Fernando Correa, Guillermo Martínez y Benjamín Higuita tratamos ese tema y el de los represamientos del nivel ejecutivo de la Policía”, recordó Velásquez.

Es un problema estructural
El senador Galán, quien le ha hecho seguimiento a la situación, considera que se trata de un problema estructural que viene desde la concepción del nivel ejecutivo de la Policía en 1995, cuando el general Roso José Serrano dirigía la institución.

Ahora el problema más grave tiene que ver con el sistema de ascensos que se hacen a través de convocatorias, muchas de las cuales son suspendidas por falta de recursos. De ahí unos 50.000 uniformados están afectados.

Hay patrulleros que debían haber ascendido hace 15 años y están ganando lo mismo que un patrullero recién egresado de la escuela, explicó el senador Galán. “Se requiere una reforma estructural al nivel ejecutivo y se lo he dicho al Gobierno porque tal como están las cosas eso es mucho mejor que pagar demandas millonarias”.

Para salir de este represamiento se destinó en el Plan de Desarrollo una partida de 245.000 millones de pesos que debería alcanzar hasta 2013, pero se está agotando.

José Ignacio Calle Saldarriaga, expolicía en el grado de Subintendente y abogado, indicó que el nivel ejecutivo representa el 70% de la institución.

“La problemática institucional es una realidad. La mayoría de los policiales están desmotivados, con su moral en el piso, puesto que quienes direccionan ésta institución, sólo buscan los beneficios unidireccionales, es decir, satisfacer los beneficios de quienes pertenecen a la carrera del nivel directivo, esto es, los oficiales”, dijo el expolicía.

Hasta 14 años de espera
Quienes promueven la protesta señalan que el decreto 1791 de 2000 estableció que los oficiales tienen derecho a ascender cada cuatro años, mientras que los subintendentes requieren siete años, que se abra una convocatoria y aprobar los exámenes.

Pero eso no es todo. Denuncian que por falta de recursos, durante cinco años estuvieron cerradas las convocatorias para los ascensos en el nivel ejecutivo y se mantuvieron vigentes las de oficiales. Por eso hay patrulleros que tienen 14 años sin ascender y subintendentes que llevan 12 años de espera.

En los pasillos del Congreso se dice que en 2009 cuando se aprobó la norma que establecía el cuarto sol para las Fuerzas Militares y la cuarta estrella para la Policía con el fin de homologar los rangos a nivel internacional, el entonces director de la Policía, general Óscar Naranjo, pidió que demoraran su ascenso porque “no estaba bien que él tuviera su cuarta estrella -con las implicaciones salariales que esto conlleva- y 10.000 miembros del nivel ejecutivo no pudieran ser convocados por falta de recursos”.

Según el Senador, este sistema de ascenso generó algunos focos de corrupción. “Los que presentan el examen a veces son contactados por personas que les ofrecen saber cómo les fue y casi siempre les dicen que les fue mal, pero que por el pago de una suma de dinero les cambian los resultados”.

Para Galán también es necesario que se analice la forma en la que se hacen los traslados porque no es claro el criterio y eso desmotiva. “Hay gente del nivel ejecutivo que la asignan a Presidencia, al Congreso a la Policía Antinarcóticos, a Policía de Infancia y Adolescencia pero no se tiene claro por qué. A veces se recurre a la influencia que se tiene con un comandante”.

Fallo del Consejo de Estado
Pero ese no es el único problema que tiene la Policía. El 12 de abril, el Consejo de Estado declaró la nulidad del parágrafo 2 del artículo 25 del decreto 4433 de 2004 según el cual los miembros del nivel ejecutivo podrían tramitar su solicitud de retiro después de 25 años de servicio.

Según el senador del Movimiento Mira, Manuel Virgüez, “la sentencia disminuye en cinco años la edad para acceder a una asignación mensual de retiro para todos aquellos suboficiales que hubieran entrado antes del 30 de diciembre de 2004. Es decir, un policía ya no tiene que esperar a cumplir los 25 años de servicio, sino que con 20 años puede solicitar su asignación mensual de retiro”.

Sin embargo, advirtió que hay quienes consideran que podría abrirse espacio a demandas por parte de los oficiales que reclamen los mismos beneficios.

Virgüez dijo que en la actualidad hay unos 170.000 policías. Nosotros creemos que el fallo puede beneficiar al 65 por ciento de los policías en actividad que pertenece al nivel ejecutivo.