25 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Se agitan tesis de revocatoria

17 de julio de 2012

ferney pazNo es gratuita, la larga, virulenta y persistente campaña contra los Concejos municipales, las Asambleas departamentales, el Congreso de la República y los partidos políticos, hasta el punto que se oyen voces que solicitan la revocatoria de los actuales congresistas, como lo informan los medios de comunicación, a pesar de no existir norma constitucional expresa que así lo establezca y de allí que se plantee la figura del referendo.

La falta de credibilidad de la institución parlamentaria viene originando una descomposición moral y un desorden político social, que requiere un análisis sereno y profundo por parte de la diligencia nacional, porque lo que está en juego, no es más que la supervivencia de la institucionalidad.

Ha llegado el momento de emprender una campaña de defensa de la democracia, que es inseparable de la defensa del congreso, como ente básico en el funcionamiento de la democracia política, y para ello se hace necesario una profunda revisión del actual sistema parlamentario, con un régimen severo y estricto de inhabilidades e incompatibilidades, pérdida definitiva de la curul, y evitar que cuando ello  ocurra, sean reemplazados por personas con ningún respaldo electoral y que han llegado a la curul a través de las componendas, vaguedades, fraude electoral, y totalmente anodinos en el ejercicio de la actividad política.

Si no tomamos conciencia de una profunda reforma política al sistema congresional, para adaptarla a las complejas circunstancias de la vida y se convierta en depositario de valores esenciales para la vida de la nación entera, el país tarde o temprano colapsará, trayendo consigo la negativa imagen internacional, inseguridad jurídica, freno de la inversión pública y privada y todas las consecuencias de un país tercer mundista.

Cuál es la seguridad que se nos da para que el congreso que a diario se debilita, entrando en una especie de capitis diminutio, por lo llamados judiciales que de muchos de sus miembros viene recibiendo de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, pueda cumplir una función eficiente en los asuntos del Estado, como en los nombramientos de funcionarios de los órganos de control y de actividad jurisdiccional: Contralor General de la República (articulo 141 C.P,), Defensor del Pueblo ( articulo 281 C.P.), Magistrados Sala jurisdiccional Disciplinaria del Consejo Superior de la judicatura (articulo 254 2ª C.P.), Procurador General de la Nación (articulo 276 C.P.), y Magistrados de la Corte Constitucional (articulo 239 C.P.), además de la expedición de las leyes que requiere la convivencia ciudadana.

No todo esta perdido ni disuelto y son muchos los colombianos generalmente los más honestos y respetables, que aspiramos a que se le devuelva la moral y la grandeza política al Congreso, eligiendo en el futuro, hombres probos y transparentes, que lo dignifiquen, lo enaltezca y los salve de aquellos que amenazan con acabar la democracia y la República.

Muchos son los parlamentarios que  reconocen la crisis por la que atraviesa la rama  legislativa  y lo comentan y debaten en privado, abrigando la esperanza que no vaya a ser objeto en el inmediato futuro del calificativo de “espurio”, entendido  como engañoso, que degenera de su origen o naturaleza.

 

Bogotá , julio 17 de 2012.