26 de julio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Seré fiel al mandato del pueblo colombiano que mi función como Vicepresidente va hasta el 7 de agosto de 2014: Angelino Garzón

1 de junio de 2012
1 de junio de 2012

Esas decisiones se refieren, por ejemplo, al caso de la candidatura a la dirección de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en donde con el Presidente Juan Manuel Santos se había tomado la decisión de renunciar a la Vicepresidencia en caso de resultar elegido para cumplir con ese propósito de Nación y como mensaje de total independencia de este organismo con el Gobierno Nacional.

«Esto significa que sacrifico cualquier aspiración personal, social o política para ser fiel a ese mandato. Por lo tanto le pido a cualquier persona o institución que no se ponga a hacer cábalas o especulaciones. Reitero que por Angelino sólo habla Angelino», reafirmó el Vicepresidente.

Candidatura de Colombia a la OIT

El Vicepresidente reiteró igualmente que las funciones que ejerce se las define el Presidente Santos, que hasta el 28 de mayo pasado tuvo la función de ser candidato a la OIT y que por ello tenía la responsabilidad de trabajar por su éxito.

Aseguró que «cumplimos con ese mandato y hubiéramos querido ganar, no se logró pero el nombre de Colombia, de América Latina y el Caribe salió fortalecido».

Explicó que el Estado colombiano tomó la decisión de la candidatura, a sabiendas que era un proceso complejo y difícil, que se enfrentaban grandes dificultades como que el Director saliente era de la región y que Colombia había estado por más de 30 años en el banquillo de los acusados por parte de la OIT.

Sin embargo, dijo que la candidatura le permitió al país, por primera vez, cambiar la dinámica de esa relación y pasar del debate de defendernos de las acusaciones al de la posibilidad de aspirar a la Dirección General de la OIT.

Dijo que sin ofrecer nada a cambio a algún país, empresario o trabajador, Colombia tuvo una propuesta que incluía fortalecer el trabajo por el respeto y promoción de los Derechos Humanos, del Dialogo Social y el compromiso como país con la OIT, sus convenios, recomendaciones, procedimientos, con su carácter tripartito y con el entendimiento que siempre debe existir entre empresarios, trabajadores y gobiernos.

«Eso permitió que los cinco países de América Latina y el Caribe que tienen asiento en el Consejo de Administración de la OIT tomaran la decisión de respaldar la candidatura de Colombia. Estuvimos unidos a lo largo de las rondas de elección y en la última votación tomamos la decisión de terminar unidos en el voto definitivo que le dio la victoria a Guy Ryder como Director General», explicó el Vicepresidente.

‘Colombia debe superar síndrome de hermanito menor’

Frente a la política exterior del Gobierno Nacional, el Vicepresidente dijo que «el país debe superar el síndrome de hermanito menor, que nos ha dejado la violencia, y superar el sentirnos siempre en inferiores condiciones con respeto a los demás países».

Y aseguró que se debe estimular esta línea de trabajo, atreverse a candidatizar a hombres y mujeres colombianos a estos organismos internacionales, y que si se empieza a pensar en la aldea global el país comienza a tener triunfos.

En ese sentido, afirmó que todo servidor público que cumple funciones, de acuerdo a la Constitución, debe tener un salario y que si en aras de esas funciones debe desplazarse, el Estado tiene que cubrir ese traslado con pasajes y viáticos.

«Nadie puede trabajar gratis, está prohibido por la ley. Si alguien quisiera que el Estado dejara de pagarle a las personas por cumplir funciones como servidores públicos, tendría que pedir la disolución del Estado y me parece mezquino que se haga aparecer a Angelino Garzón como si fuera el único servidor público que se le paga salario, pasajes y viáticos, cuando así se requiere», manifestó el Vicepresidente.

Y agregó «como también me parece mezquino pretender relacionar la delegación que asistió a la Conferencia Internacional de la OIT, que empezó ayer en Ginebra, con el proceso de elección del Director de la OIT. Son dos procesos totalmente diferentes».

Angelino Garzón concluyó asegurando que desde la Vicepresidencia, como ha sido su característica, estará llamando siempre la atención para que todas las políticas económicas, monetarias y fiscales que se tomen, tengan siempre rostro humano y que su propósito sea el bienestar social de las personas, empezando por los niños y niñas.