28 de julio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Seguro Social, una guarida de bellacos

6 de junio de 2012
6 de junio de 2012

La información de esta entidad espúrea y clandestina ha quedado bloqueada con el argumento de la transición hacia otra vergüenza denominada Colpensiones que se constituirá  en un mercachifle más del sistema financiero colombiano.

Desde hace un año el autodenominado Seguro Social- así se llaman los movimientos terroristas clandestinos- no resuelve los casos de prestaciones sociales especialmente de pensión de vejez, en un hecho insolidario y morboso.

Qué puede ser más terrorista que privar a un pobre viejo de su seguridad social por parte de un Estado insolente.

El presidente Santos se jacta de estar emprendiendo el camino de la solidaridad con las clases desfavorecidas de este país pero por el contrario sus súbditos de esa asquerosa entidad ultrajan, manosean  y ven morir de inanición a cientos de viejitos sin que les hayan cumplido con el deber legal de otorgar sus prestaciones.

La presidenta del Iss una señora cucuteña conocida con el alias de Silvia Helena Ramírez  más parece una reina de belleza que se hace retratar de los fotógrafos de los periódicos para aparecer de vez en cuando en las páginas sociales mostrando sus turgencias.

De igual manera es recurrente observarla en las pantallas de televisión, ya que es adicta a los reflectores, burlándose de la inopia de miles de desgraciados que optaron alguna vez por servirle a este país y ahora caer en las garras de estos buitres desalmados.

La motilona esta es adicta y adepta a la virgen de Fátima, según lo dice con desfachatez  en los medios vergonzantes  que se atreven en un acto de holgazanería a entrevistarla, situación que solo le ha servido para mantenerse en la ubre de un tal Seguro Social que ya no existe y que ha cambiado de rótulo para seguir esquilmando.

Pobre país de mierda donde matan las mujeres a diario y cuando no se mueren en el intento las asesinan en los hospitales por falta de atención; país de cafres donde violan niños a porrillo todas las mañanas; país insolente con más de 5 mil secuestrados; país de hijodeputas terroristas-Lafar, el gobierno, las Eps, el Iss- que ve morir por bultos a los pobres míseros sin conmiseración.

Nada más terrorista que el Iss que impávidos sus conmilitones asisten  diariamente a la muerte de miles de vejetes, así  les llaman, sin que tengan la misericordia de haber atendido sus justas peticiones.

Dolor por esta patria mala madre e infame.

En este momento los juzgados del eje cafetero tramitan cerca de 6 mil acciones de tutela contra esa mierda llamada Seguro Social.

No contestan los derechos de petición y desde hace más de un año no resuelven las pensiones.

Las informaciones de Caldas, Quindío y Risaralda se enviaron a Bogotá para el trámite ante Colpensiones, nadie da respuesta por su ubicación específica y  están en el siglo 18 porque habilitaron como una bofetada mas la línea 018000913300 donde una grabación  le advierte a una pobre viejecita de Salamina o Génova en el Quindío que debe trasladarse a Bogotá para que en la sede del Iss le den información.

Bellacos.

Habrase visto una manera más infamante de hacer terrorismo de estado.

En los 53 municipios del eje cafetero hay 200 mil cotizantes y no obtienen respuesta de nada y no saben dónde están parados.

Si este país de cafres  y de mierda quiere salir de la encrucijada en que se encuentra debe comenzar por derrotar el terrorismo de Estado como el del Iss, cueva de hampones y sinvergüenzas que se nutren de la vesania y la bellaquería.