29 de julio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Inflación bajo control

12 de junio de 2012

Efectivamente, según el DANE, la inflación del mes de mayo fue de 0,30 por ciento, superior en sólo 0,02 puntos porcentuales a la registrada en igual período de 2011. En lo corrido de 2012, la variación en los precios es de 1,92 por ciento, inferior a la registrada en 2011 que fue de 2,20 por ciento. Sin embargo, la variación para los doce meses es mayor en mayo de 2012, 3,44 por ciento, que en 2011, 3,02 por ciento.

Uno de los resultados que más han ayudado a que la inflación retorne a niveles más moderados es el descenso progresivo que a lo largo de estos primeros meses del año presentan los precios de los alimentos.

Contrario a las expectativas que al inicio de 2012 se tenían de que este grupo de bienes podría mantener su tendencia al alza, la inflación anual de alimentos descendió de 5,0 por ciento a 4,7 por ciento.

Este comportamiento se debe, principalmente, a la relativa disminución en el precio de los bienes perecederos. Las moderadas lluvias de principios del año facilitaron una oferta más regular de estos productos.

Sin embargo, en el grupo de cereales se ha presentado un incremento inusitado en sus precios jalonado, muy especialmente, por los aumentos en la cotización del arroz, asociado ello al fin de la cosecha.

Respecto a la inflación sin alimentos, ésta presentó una ligera aceleración y se ubicó en 2,94 por ciento. Este resultado respondió, principalmente, al ajuste de precios que se dio en el componente de regulados.

De esta forma, en lo corrido del año la inflación sigue una trayectoria más consistente con el objetivo fijado por la autoridad monetaria de alcanzar, en el mediano plazo, el punto medio del rango meta, 3,0 por ciento. De otra parte, estos resultados han afectado favorablemente las expectativas que sobre el comportamiento de los precios tienen los agentes del mercado.

Efectivamente, las expectativas de inflación para el cierre de este año han disminuido levemente al pasar de 3,28 por ciento a 3,26 por ciento en la última medición. Igualmente, las proyecciones de inflación para el cierre de 2013 cedieron del 3,33 por ciento al 3,30 por ciento.

Por su parte, los pronósticos de corto plazo del Emisor sugieren que «para el segundo y el tercer trimestre de 2012 la variación anual del IPC de alimentos podría mantenerse en una tasa menor que la registrada en marzo».

Tal perspectiva, junto al comportamiento del precio de los demás bienes, hace prever que al finalizar el año la inflación se sitúe por debajo de la registrada a finales de 2011.

La mejora del escenario inflacionario en Colombia, frente a un entorno internacional cada vez más ensombrecido, llevó a que, en su última reunión de Junta, el Banco de la República decidiera mantener inalterada la tasa de interés de intervención.

De esta forma, por ahora, y mientras no se presenten fenómenos climáticos adversos, el comportamiento de los precios pareciera estar controlado.

Esto, en un ambiente internacional tan inestable e incierto, facilita el manejo macroeconómico tendiente a evitar el contagio y con ello un impacto significativo y desfavorable en el crecimiento del país.

El Colombiano/Editorial