29 de julio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Hace 25 años Pereira se quedó sin agua 9 días

3 de junio de 2012
3 de junio de 2012

Del episodio quedan recuerdos y conclusiones importantes: La insensibilidad, que aun persiste, del Departamento Nacional de Planeación hacia el desarrollo de Pereira, que obstaculizó la única solución que entonces era viable y que finalmente se tuvo que aplicar; la disciplina de la comunidad que ordenadamente y con una cordura ejemplar, soportó la situación; la solidaridad del país; el desprendimiento y la capacidad de los ingenieros locales, que al unísono arrimaron el hombro buscando soluciones de emergencia.

 

También los reconocimientos que nunca se hicieron al Ingenio Risaralda que con sus equipos, transportados en helicópteros, “inventó” una solución parcial para llevar agua a las plantas de tratamiento; al Alcalde de entonces, Gustavo Orozco Restrepo y al Gerente de las Empresas Públicas de Pereira, Luis Enrique Arango Jiménez, por la eficiencia con la que lograron la solución en un lapso asombrosamente corto en proporción a la magnitud del daño.
En foros de la época y en el Concejo Municipal, se habló de evitar que en la ciudad se repitiera la situación, pero, 25 años después, el riesgo persiste, hoy no hay otro sistema de suministro.

El “acueducto del sur” que pareció la idea salvadora y que de paso serviría para surtir por gravedad las zonas que ahora se abastecen por bombeo, quedó en el olvido.
Otra intención de entonces fue el incremento de la Zona de Reforestación en la cuenca alta del Río Otún. Aunque se sigue manteniendo con el cuidado de siempre, desde hace años su área no se aumenta.

La protección en la cuenca del Otún,  única fuente de agua potable para Pereira y la mitad de Dosquebradas, es un tema vital que debió estar incluido en los planes de desarrollo de Pereira y nunca, desde 1995 se ha mencionado.

Lo que sí contiene el Plan del actual gobierno, por lo que debemos darle crédito al alcalde Enrique Vásquez, es el proyecto “Mitigación del Riesgo Crítico del Agua” que incluye 2 ítems: “Planes de contingencia riesgo hídrico” y “Obras de redundancia”, imaginamos que se trata de soluciones para el riesgo anotado, pero es necesaria una mayor precisión para conocer lo que la Administración Municipal tiene en mente.

Es muy vago el contenido del Plan de Inversiones, dentro del Plan de Desarrollo, pues sólo dice que en el Sub Programa: “Gestión Integral del Recurso Hídrico” se invertirán $7.200 millones en los 4 años. ¿Cómo se emplearan?

JAMES FONSECA MORALES
Director Ejecutivo