23 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

A sanción presidencial Reforma a la Justicia

20 de junio de 2012
20 de junio de 2012

Para el senador Jorge Robledo (Polo Democrático), con la aprobación de esta iniciativa, los problemas de los ciudadanos con la justicia seguirán sin solución. «Se agravará la privatización y se empeorará la calidad de los fallos».

El senador Luis Carlos Avellaneda (Polo Democrático) dejo constancia en la plenaria del Senado sobre la Inconstitucionalidad e inconveniencia para la democracia de la Reforma a la Justicia y la calificó de » antiética», por cuanto los congresistas investigados la votaron y además eliminaron el conflicto de intereses.

El senador Jhon Sudarsky (Partido Verde) anunció su voto negativo, «es un retroceso dramático frente a la Constitución del 91. Una vez posesionado un congresista, se le suprime cualquier inhabilidad».

A su turno la senadora Gilma Jiménez (Partido Verde) anunció que el Partido Verde dejó en libertad a sus congresistas para votar como quieran el proyecto de reforma a la Justicia. Anunció que la Corte Constitucional será la indicada para analizar su viabilidad constitucional y que no debió tocarse en último minuto el tema de las inhabilidades.

El senador Carlos Baena, del movimiento MIRA en igual sentido anunció su voto negativo.

El senador Alexander López anunció que el Polo Democrático de manera unánime votó negativamente esta iniciativa por tres razones: los dos billones anunciados por el Gobierno no resuelve el problema de congestión judicial; con la entrega de responsabilidades judiciales a notarios y abogados se estaría privatizando un servicio público como lo es la justicia y porque los elementos o estructura que permite unos beneficios a los congresistas, no es conveniente.

Finalmente el ministro de Justicia, Juan carlos Esguerra agradeció a los senadores por su colaboración en el fortalecimiento de la iniciativa, en favor de un mejor funcionamiento de la Rama Judicial.

Entre otras modificaciones se destacan la eliminación de la Comisión de Acusaciones y el Consejo Superior de la Judicatura. Los Magistrados tendrán un período de 12 años; y notarios y abogados podrán llevar procesos menores.