26 de julio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Sigifredo López dice que la situación que vive ahora es peor que la del secuestro porque fue sometido a una deshonra que ‘lastima muchísimo’

28 de mayo de 2012
28 de mayo de 2012

 

sigifredo

En la misma, López aseguro que el estar privado de la libertad en las actuales circunstancias es tan doloroso como la vez que fue secuestrado por las Farc, pero que ahora es peor porque fue sometido a una deshonra pública que lo lastima muchísimo, así como a su familia.

“Mis hijos son tachados ahora como los hijos del peor criminal del país”, dijo, al tiempo que agregó que “el país va a confirmar que Sigifredo López ha sido víctima de un error judicial”.
El exsecuestrado insistió en que la voz, la nariz y la barriga del video con el cual la Fiscalía pretender incriminarlo en el secuestro y posterior asesinato de los 11 diputados del Valle, no corresponden a las de él.

“Ese no soy yo, jamás hice esas escenas, quiero que el país compare esta entrevista para que vean que mi voz es supremamente diferente. No sé cómo pudieron incurrir en una confusión como esa”, indicó.

López agregó que la prueba de la nariz no podría comprobar nada porque hay más de cuatro millones de colombianos con la nariz ‘aguileña’ y en el molde dado a conocer por la Fiscalía cualquier persona con dicha seña anda por las calles de Colombia.

Insistió que no puede ser que le hubiesen abierto la investigación porque “a un señor se le ocurrió decir que la nariz del video era muy parecida a la mía”.

En cuanto a la supuesta prueba de la voz, Sigifredo López recordó que sólo cuatro vocablos de los pronunciados en la grabación son parecidos a los de él. “En una hora de grabación se pueden decir por lo menos seis mil palabras y a mí me están señalando porque sólo cuatro vocablos se parecen a las pronunciados habitualmente por mí”.
Durante la entrevista con la alianza informativa de El Espectador, Noticias Caracol y Caracol Radio Sigifredo López dijo que “sólo les faltó decir que soy violador o de Al Qaeda (…) así le destruyen el buen nombre a uno», en relación a los primeros rumores que frustraron sus recientes aspiraciones al Senado de la República y a la Alcaldía de Cali y a los que ahora lo acusan de ser cómplice en el secuestro y asesinato de sus compañeros de la Asamblea.

“Es que en qué cabeza cae pensar que soy cómplice de mis victimarios, qué persona se somete a un autosecuestro, arriesgando su vida todos los días huyendo del Ejército, a pasar hambre, frío, a vivir encadenado siete años, a no ver crecer a sus hijos, a no tener la caricia de su mujer (…) eso solo lo haría un desquiciado mental y no lo soy”, acotó al tiempo que insistió en que la Justicia no está para atropellar a los ciudadanos.

Es por eso que López pidió a la Fiscalía a autorizar que la voz de la entrevista concedida a la Alianza Informativa fuese tenida en cuenta como prueba en el proceso para verificar que sí es distinta a la del video que supuestamente lo incrimina.

“Que se enteren y que se den cuenta de que la voz del video es más pausada, que tiene una dicción distinta, con acentos campesinos. En esa época tenía 38 años y mi voz era más joven. No entiendo cómo pudieron equivocarse en algo tan elemental. Hubo ligereza y de hecho en la supuesta prueba de la nariz ya salió la Dijin a decir que no es prueba concluyente porque se han dado cuenta del error”.

De otra parte, López reveló que está harto y dolido por todo lo que le está sucediendo y que va a considerar no volver a trabajar en política.

“Es muy duro que la política haya llegado a estos niveles de mezquindad en los que a quien trata de levantar la cabeza se la bajan”.

López dijo además que cuatro generaciones de su familia han sido víctimas de la violencia del país tras recordar que cuando tenía un año a su papá lo mataron. Que su abuelo también fue asesinado y que ahora tanto él como sus hijos han sufrido por el secuestro del cual fue víctima.

“Mi mayor aspiración era ser un buen papá y esos bandidos (Farc) me quitaron la oportunidad de ver crecer a mis hijos… y ahora sé que de esta salgo prontico porque Dios está haciendo y aclarando todo y mostrando a los colombianos que soy un hombre inocente”.
López insistió en que nunca antes del secuestro tuvo contacto alguno con la guerrilla o grupo armado alguno y que solo había conocía a los miembros de las Farc por fotos. “Nunca me contactaron, nunca me llamaron y sólo los conocí el día del secuestro”.

Lo que sí consideró López fue la posibilidad de que el secuestro suyo y el de sus 11 compañeros contó con la complicidad de alguien en el seno de la Asamblea.

“Luego de conocer esos videos en donde se ve la preparación de las Farc durante meses, sin duda alguna que hubo complicidad, pero no tengo ni idea de quién pudo haber sido y así quedó consignado en las declaraciones que di hace tres años cuando llegué”.

Finalmente el exdiputado del Valle dijo que aún no ha contemplado la posibilidad de demandar al Estado cuando se compruebe su inocencia.

“No he tenido tiempo de considerar nada distinto a salir, abrazar a mi mamá y decirle a mis hijos que vamos pa’lante… porque hay quienes en esta vida les ha tocado suave, pero a nosotros, en cambio, nos ha tocado muy duro, pero siempre con la frente en alto”, concluyó.

Al finalizar la entrevista con la Alianza Informativa de El Espectador, Noticias Caracol y Caracol Radio, Sigifredo López pidió a los medios de comunicación del país “dar el mismo despliegue de mi libertad que el que dieron a mi captura”.