25 de julio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Señor Presidente Santos

23 de mayo de 2012

ana milena lopezTres meses.  Los 700 ingenieros agrónomos asociados, de los cuales 200 son más activos,  estábamos en nuestras ocupaciones impulsando el desarrollo agropecuario del país con énfasis en la Buenas Prácticas de Manejo, BPA, y dejábamos la administración de ASIAVA en manos de su Junta Directiva. Unos giramos alrededor del Capítulo Centro Norte con Sede en Roldanillo. Otros están reorganizándose alrededor del Capítulo Centro Sur con sede en Buga. Y el Comité Editorial procura editar la Revista ASIAVA 40 Años.

El representante legal no informó a la Asociación de esa oportunidad contractual. Ni siquiera informó sobre el desarrollo del proceso a los cinco miembros de la Junta Directiva. No quedaron Actas donde se analizaran las Propuestas; no lo consideraba necesario. Ese representante legal elegido presidente en ese mismo año,  fabricaba el mayor desastre contractual de la Asociación. Los miembros de la Junta se sintieron maltratados y se replegaron. No midieron las consecuencias de esa omisión.

El ICA estudió las Propuestas y las aceptó. Propuestas incoherentes, cubriendo áreas enormes para un trabajo de tres meses, monitoreando áreas inexistentes en su vastedad para guayaba, inexistentes en su vastedad para control de Moko en Plátano en el Valle del Cauca. El ICA elaboró los contratos incorporando esas Propuestas. Y los representantes legales firmaron.

El Comité Técnico para Guayaba estaba compuesto de dos asesores de gerencia desempeñando el papel de Supervisores del Convenio. La primera supervisión en campo – hecha por delegados que no habían participado del proceso – se hizo 9 días antes de terminar el Convenio. Los hallazgos abundaron y las respuestas solo las podía dar el Representante Legal, Director del Convenio, Coordinador del Convenio, Experto Fitopatólogo del Convenio, miembro del Comité Técnico. Todo en uno. Un Uno carente de ética, de capacidad administrativa, de capacidad de gestión.

El Comité Técnico de Plátano era compuesto también por el Gerente Regional y nuestro Representante Legal. Nadie más. Desde luego, el Supervisor fue solamente el Gerente Regional. Y el Director del Convenio, Coordinador, Experto Fitopatólogo, el que respondía los hallazgos, el que autorizaba el gasto, todo, todo, nuestro representante legal.

Los socios de ASIAVA descubrimos lo que sucedía entre el  27 de diciembre y el 11 de febrero pasado, manifestando nuestro rechazo a ese comportamiento de nuestro Representante Legal y de la Junta Directiva. El 31 de marzo elegimos nueva Junta. El 16 de abril tuvimos nuevo representante legal, quien aceptó con el compromiso por parte del ICA de legalizar las dos prórrogas hasta el 31 de mayo. Sorpresivamente, la gerencia del ICA apoyada en sus Asesores declaró la Caducidad del Convenio de Guayaba COI 267-2011 por Incumplimiento el pasado 8 de mayo.

Hoy 22 de mayo, a las 10 a.m. estamos citados para Audiencia de descargos y posible imposición de sanciones y caducidad sobre el Contrato Plátano, 245-2011. Nos dejaron dos días hábiles para responder varias páginas de requerimientos. No aceptaron la solicitud de aplazamiento.

Señor Presidente Santos, detenga usted la mano que tiene a su lado todo el poder que da la institucionalidad al Estado colombiano, y que se aproxima a dar el golpe de gracia a nuestra Asociación.  

Esa embestida mortal le quitaría a Colombia un gremio de profesionales del  sector agropecuario que lucha en este momento por cumplir con los Objetos de los Contratos y que por 40 años ha venido aportando a la paz.

*Ingeniera Agrónoma, Universidad Nacional de Colombia. Mestre, Universidade Federal da Bahía. Presidenta ASIAVA.Email: [email protected]